viernes, 24 de octubre de 2008

NIGHTS IN RODANTE * * 1/2


Lo que consiguió The Notebook (2000), un drama romántico notablemente contado y con una buena historia, no lo ha logrado Nights in Rodante (2008), la más reciente adaptación de una novela del escritor de bestsellers Nicholas Sparks. The Notebook se centraba en los recuerdos de unos nostálgicos ancianos residentes en un asilo. Aunque no sé qué tan bueno o malo sea, en comparación, el libro Nights in Rodante, al menos el filme denota una historia de lo más convencional, sobre la crisis de la mediana edad de una madre de familia en sus cuarenta y tantos años, interpretada por una estupenda Diane Lane.

El argumento pertenece más a un telefilme de fin de semana, ambientado en un idílico escenario: una playa solitaria, donde se ubica una antigua casa de huéspedes, justo en la costa sur de los Estados Unidos. Increíblemente, no hay un solo huésped en la casa, tan sólo un malhumorado médico (Richard Gere, en su tercer película junto a Diane Lane), que ha llegado al pueblito sureño de Rodante debido a una demanda que lleva encima, por la muerte de una paciente en el quirófano. Tanto Adrienne (Diane Lane), con una hija problemática y separada de su esposo infiel, quien se encuentra a cargo de la casa durante ese fin de semana, como el médico, coincidirán en la casa y, por supuesto, sucederá lo inevitable: se enamorarán, encontrando en su relación un refugio y consuelo a sus problemas.

Así de predecible es la película. Desde el encuentro entre Adrienne y Paul, el médico en cuestión, uno podrá adivinar los acontecimientos que irán sucediendo, sabremos hacia dónde se dirige todo el asunto, incluyendo esa trágica vuelta de tuerca final. Pero la película resulta visible si se va con la disposición adecuada, en especial por la buena actuación de Diane Lane, cosa que no se puede decir del siempre tieso Richard Gere. Por más que se esfuerce, Gere no puede transmitir una mínima emoción, ni teniendo enfrente a una mujer como Diane Lane. Con todo, si le gusta el género romántico no le hará daño echarle un vistazo.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total