viernes, 10 de octubre de 2008

BURN AFTER READING * * * *


Mis admirados hermanos Coen van repartiendo su genialidad de manera dosificada, con una comedia ligera y sin pretensiones un año, y al siguiente una obra que roza la maestría. Todavía estamos impresionados con su anterior película, la oscareada No Country for Old Men (2007), y siguiendo la regla, ahora ofrecen una comedia en la línea de Intolerable Cruelty y el remake de The Ladykillers, pero superior a estas en cuanto a propuesta narrativa y estilística.

Ethan y Joel Coen nos adentran en un relato satírico de espionaje, actuado magistralmente por un cuadro de actores que da vida a personajes que no esconden su excentricidad, dentro de un conjunto de historias paralelas que acaban entrecruzadas. Su burla, tan ácida como acostumbran, va dirigida a la CIA, y al menos en la película, sus miembros exhiben una incompetencia e ineptitud sin pudor, que detona con el despido de un explosivo asesor (John Malkovich, soberbio), debido a sus problemas con el alcohol.

De las sorpresas en esta nueva película, es ver al buen actor que Brad Pitt lleva escondido casi siempre, interpretando a un nervioso e hiperactivo instructor de gimnasio, que se verá encerrado en un callejón sin salida debido a una mujer, desesperada por encontrar pareja por internet (Frances MacDormand, genial como siempre cuando participa en un filme de su esposo, Joel Coen), administrativa en el mismo gimnasio. Para lograr hacerse cuatro anheladas cirugías plásticas, la mujer en cuestión sacará provecho de un hallazgo en el gimnasio, que contiene una supuesta información confidencial de la CIA.

Lo mismo sucede para George Clooney, que deja en segundo lugar su categoría de estrella de Hollywood interpretando a un marido infiel, paranoico y obsesionado con el ejercicio, en tanto Tilda Swinton estará ahí ofreciendo, como acostumbra, una gran actuación. Tal es la genialidad en el nuevo filme de los Coen, el presentarnos una magnífica dirección de todo su reparto sin importar la magnitud de la tarea. Así, se irá revelando una historia llena de chantajes, infidelidades, melodramas, humor negro, paranoias y muerte, todo en una magistral mezcla de géneros incluyendo el suspenso, como sólo los Coen saben hacerlo.

Al final, los inclasificables hermanos Coen son de esos contados especialistas en comedias artísticas e inteligentes, que gracias en parte al gran trabajo fotográfico del mexicano Emmanuel Lubezki, Burn After Reading es de esas películas que, a pesar de estar ambientadas en el tiempo presente, parecen ubicadas en otra época, veinte o más años atrás.

7 comentarios:

Ad Ayin dijo...

Creo que también necesitan soltar toda la vibra (buena y mala) que les deja hacer cintas tan consumidoras como No Country. Pero por ejemplo, la del Apoderado de Hudsucker (o como se escriba) era de esa línea, medio insulsa, medio suavecita, pero igual era una gran película. Ladykillers y la de Clooney con Zeta Jones nomas ni divertian ni nada. Eran bodrios que parecian hechos por los directores de Scary Movie y similares.

¿Big Lebowski en que categoría entraría? ¿En su cine denso y oscuro o en el divertido y sin pretenciones?

Joel Meza dijo...

¿Ya se estrenó en España?
---
Ad Ayin, a mí la de Clooney/Zeta me hizo carcajearme de lo lindo. Ladykillers, éso sí, parece más de los Farrelly.

Àlex Frias dijo...

Sí Joel, ya se estrenó en España Burn After Reading. En México yo creo que va a tardar, al menos, un mes en estrenarse.

A mí me agradó Intolerable Cruelty también, es una comedia ligera como las que les gusta a los Coen dirigir de vez en cuando. Yo me quedo con el último tercio de The Ladykillers nada más.

Hola Ad, Big Lebowski es de las que me falta por ver de los Coen. Prometo reseña en cuanto la vea.

Joel Meza dijo...

Yo diría que Big Lebowki es divertida y sin pretensiones. Una muy buena mariguanada.

Bargalloneta dijo...

Aquest cap de setmana no he pogut anar-la a veure, però en tinc moltes ganes i més després d'haver llegit el teu comentari.
A veure si jo també la puc comentar!!!

Marchelo dijo...

Totalment d'acord Àlex, com podràs comprobar en el meu comentari :)En mi opinión el Gran Lebowski es una comedia clave del género, una obra maestra, me encanta!

saludos

Àlex Frias dijo...

Vinga Mònica, et la recomano molt, per passar una estona entretingut val molt, molt la pena. Ja lleguiré la teva resenya al teu bloc quan la publiquis val? Ara Marchelo també la recomana, jajaja, ja hi som dos, jaja.

Páginas vistas en total