lunes, 25 de agosto de 2008

WALLACE & GROMIT: THE CURSE OF THE WERE-RABBIT * * * *


Luego de que los carismáticos personajes creados por Nick Park: Wallace, inventor, y Gromit, su inteligente perro, se dieran a conocer con el cortometraje A Great Day Out With Wallace & Gromit (1989), y se fueran consolidando con Wallace & Gromit in The Wrong Trousers (1996) y Wallace & Gromit in A Close Shave (1995), la casa productora Aardman -fundada por Park-, ha conseguido llevar a la pantalla a estos simpáticos personajes en su primer largometraje: Wallace & Gromit: The Curse of the Were-Rabbit (2005).

Coproducida por la Dreamworks, que por fortuna dio total libertad creativa a Park y su equipo, los admiradores de la rudimentaria técnica de animación en plastilina (entre los que me incluyo) podemos gozar de una nueva aventura de Wallace y Gromit. La película es un divertido relato infantil de terror, que aglomera ingeniosamente múltiples referencias a las clásicas películas de terror de la Universal (The Wolf Man, Frankenstein), al igual que una de las mejores referencias paródicas que se hayan hecho de King Kong: un enorme y monstruoso conejo que causa pavor entre los habitantes de West Wallaby.

Wallace (voz de Peter Sellis), creativo inventor y un poco sordo, está ahora en el negocio del control de plagas, con la misión de controlar una plaga de conejos que está arrasando con las cosechas. Su objetivo lo piensa conseguir usando el Anti-Pesto, un método que atrapa a los conejos sin hacerles daño. Esto no evita que utilice a uno que otro de los conejos para hacer “experimentos”.

Para ser un filme hecho en stop-motion y con figurillas de plastilina, el trabajo de Park (por el que tardó aproximadamente 2 años en su realización) ostenta una calidad insuperable. De manera discreta, también echa mano de un poco de tecnología digital. Lo cierto, es que la técnica sigue viva en manos de la Aardman, sin miedo a que aparezcan en las figuritas las huellas digitales de sus escultores (pudiendo haberlas borrado digitalmente en la postproducción), que ya es considerado como el “sello artístico” de la casa productora.

¿Y la historia? La trama es de lo más entretenida. Sus gags son encantadores, que hacen guiños divertidísimos al género de terror (la forma de Gromit de cortar unas zanahorias, los experimentos de Wallace bajo la luna llena, las mutaciones, etc). En medio de todo, se encuentra delicadamente inmersa la subtrama del siempre enamoradizo Wallace con la señora Tottington (voz de Helena Bonham Carter), que tendrá como rival a un cazador de conejos, Victor Quatermain (voz de Ralph Fiennes).

Definitivamente, una valiosa obra animada, o para ser precisos, del mundo de la animación con plastilina. Y la película promete seguir esta tradición por parte de la Aardman, integrándola cuidadosa y sabiamente con las tecnologías digitales.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total