viernes, 29 de agosto de 2008

STAR WARS: THE CLONE WARS * * * 1/2


¿Hasta dónde llegará la ambición de George Lucas? Sin duda, una pregunta sin respuesta. Hace poco, el creador de la saga espacial más famosa del mundo, anunció que reestrenará todas las películas de Star Wars en tercera dimensión. ¿Qué vendrá después? Mientras nos enteramos, llega a las pantallas el primer largometraje animado de Star Wars: The Clone Wars (2008), luego de que el experimento tuvo un pasajero éxito con la teleserie animada en 2D, transmitida por Cartoon Network.

El propósito de esta nueva entrega, que podría quedar instalada entre el Episode II: War of the Clones (2004) y Episode III: Revenge of the Sith (2006), es seguir captando audiencias más jóvenes, como los niños y adolescentes que descubrieron las películas con la nueva trilogía. La atractiva, aunque no muy impresionante, animación en 3D tiene un diseño visual noble, dirigido al público infantil. Los personajes, incluso, parecen una ilustración hecha al acrílico.

A los personajes que ya conocemos, como el joven Anakin Skywalker antes de caer al lado obscuro, Obi Wan Kenobi (con el rostro de Ewan McGregor, aunque no la voz), Yoda, R2-D2, Jabba The Hut, se agregan algunos nuevos, como la padawan Ahsoka (voz de Ashley Eckstein), aprendiz de Anakin. En medio de las legendarias “Guerras de los Clones”, Anakin y Ahsoka deberán llevar a cabo una misión especial: rescatar al hijo secuestrado de Jabba, un pequeño y regordete renacuajo de ojos saltones, el pretexto para muchos de los momentos de humor inocente de la película.

El doblaje original del filme es acartonado. Del reparto original, solamente Anthony Daniels (voz de C3PO), Samuel L. Jackson (voz de Mace Windu) y Christopher Lee (voz del Conde Dokuu), son los únicos que participan. De ahí que la película dependa mucho de su manufactura visual, con buenas batallas espaciales y un par de peleas con sable láser estupendas, bien coreografiadas y con muchas artes marciales.

Siento que esta es una película hecha para los seguidores más fieles de Star Wars, que no les importará mucho ver a los personajes demasiado caricaturizados; que puedan pasar por alto el hecho que Frank Oz no sea esta vez la voz de Yoda; que C3PO aparezca apenas 1 minuto y (¡Oh, infame sacrilegio!) que del famoso tema de John Williams apenas suenen unos cuantos acordes. Entre otras “herejías”, la película no comienza con la columna de texto alejándose en el espacio, sino de una forma muy televisiva, como el clásico anuncio de “en el capítulo anterior, nos quedamos en....”.

El director es un tal Dave Filoni (colaborador en la teleserie), y para ser sinceros no hace mal su trabajo. Clone Wars es entretenida, con un humor muy “casero” (los soldados robots están todavía más estúpidos), buenas dosis de acción y varios homenajes a las películas originales. Es el primer paso del proyecto que Lucas tiene planeado realizar, no se sabe si para llevarlo a tele o cine. En resumen, es seguir explotando su adorada saga y llenarse más los bolsillos de dólares, con una nueva franquicia en formato animado. Veremos si los más religiosos fans le dan el visto bueno.

++ Además de ser exhibida en versión original subtitulada y doblada al español, en Cataluña The Clone Wars estará exhibiéndose también doblada al catalán.

2 comentarios:

Ad Ayin dijo...

Yo colaboro para que Lucas se llene los bolsillos. Es irremediable para mi no consumir cualquier producto de Star wars. Demasiado fanatismo el mío.

Creo que por eso no opine mucho de esta cinta, que a mi me divirtio montones. Pero coincido en que solo es alargar la vida de la franquicia que se niega a morir, y los fanaticos nos negamos soltar

Joel Meza dijo...

Yo me curé con Episodios I y II.
Y sí quería ver ésta, cuando ví un pedazo del corto. Pero luego leí críticas y testimonios y mejor me he abstenido.

Páginas vistas en total