miércoles, 5 de marzo de 2008

CINESPAÑA: AUSENTES * * * 1/2

¿Por qué será que en los modernos filmes de suspenso psicológico, siempre es una mujer y/o madre de familia, la que lleve a cuestas un duro trastorno mental que le impulse a matar, hacer daño o ver la realidad distorsionada? No hay una pregunta del todo satisfactoria –creo yo- a esta pregunta, y Ausentes (España, 2005), la más reciente película del realizador Daniel Calparsoro (Asfalto/2000, Guerreros/2002) no ayuda mucho a responderla. Por otro lado, olvidaba señalar también que en este tipo de historias, el hombre siempre es el parsimonioso ser que sufre por los desplantes mentales de su esposa o novia.

Ausentes es otra estilizada película de suspenso, que conecta de inmediato con Trastorno (Fernando Cámara, 2006), una película parecida que, como el filme de Calparsoro, se ambientaba en un tranquilo suburbio residencial, alejado de la ciudad y con una mujer a punto de derrumbarse emocionalmente.

Julia (Ariadna Gil, estupenda como siempre), madre de familia, se encuentra desesperada porque no logra encontrar trabajo, y es que se ha dado cuenta que las empresas ya no desean contratar gente experimentada sino “inexperta, para así formarlos desde adentro”. Su marido, Samuel (Jordi Mollà), diseñador de videojuegos, decide mudarse a las afueras de la ciudad, a un silencioso y tranquilo suburbio, para que Julia pueda encontrar la paz que necesita ahora.



Sin embargo, para Julia las cosas seguirán lejos de estar bien. Por su cámara de seguridad, ve a una mujer acercarse a la puerta, pero al salir no hay nadie; escucha ruidos raros en la casa, la relación con los que son, en realidad, sus hijastros va de mal en peor, su marido no la comprende porque se pone del lado de los chicos y, quizás, no ha olvidado a su anterior esposa. Pero lo peor es que, a los ojos de la traumatizada Julia, el lugar es algo así como un pueblo fantasma, sin una sola alma en las calles o el supermercado. Julia tan sólo siente una misteriosa fuerza y ve espíritus que la rodean, la acechan y la sofocan a donde quiera que va.

Como sucedía en Trastorno, estamos ante una película visualmente impecable, con una buena fotografía de Josep Maria Civit, efectos especiales pequeños, una realización inspirada y exhaustiva de Calparsorro, quien no se cansa de seguir a la agitada y nerviosa Gil por las calles y llevarnos junto a ella, arriba y debajo de la casa. Logra involucrarnos en un relato contado siempre desde el punto de vista de Julia y consigue introducirnos en lo que pasa por su mente. Aquí reside el suspenso de todo el asunto: nunca estamos seguros si todo es producto de su estado mental o si en realidad algo malo está pasando en ese lugar, algo de tintes sobrenaturales.

Lo que logra visual y formalmente Calparsoro, no lo consigue en su poco sólido guión, pero su estrategia es simple y funcional: presentarnos dos caminos, uno el creer desde el inicio que estamos ante un convencional filme de sustos y fantasmas, o dejarnos guiar por los vericuetos de un buen thriller psicológico, a pesar de las ambigüedades de alguno de sus personajes.

6 comentarios:

d-47 dijo...

donde consigo esa película? Se oye interesante.

pero porque dices que siempre es la mujer la que se transtorna? Me gusta la reflexion, en especial con la descripcion del marido (que programa videojuegos). Por lo general, el marido a veces juega como el ausente, como el distanciado.

El marido de la mujer gordita en la película "Ayudame Eros", solventa las necesidades sexuales y emocionales de su esposa, con comida exótica y super preparada (el tipo al final es un chef). A lo que me refiero es que el marido funge como parte del problema de la mujer, no ayuda, solo estorba...

Pero a lo que iba (perdon, la confusión) es que... no siento que se transtorne, sino que es más ejemplar y emotiva su lucha. Me acuerdo de Nicole Kidman en Los Otros, o de la película Dark Water o Ring. Pero no es que esten transtornadas, sino que su lucha es más dignificante... creo, jeje

Igual estoy muy confundido. Me puedes dar otro ejemplo donde la mujer se transtorne mentalmente??

Me gusto la crítica. Saludos

Joel Meza dijo...

Ante la pregunta con que inicias, Alex, contesté mentalmente "porque generalmente uno espera de la madre siempre bondad, amor; en cambio el padre, por naturaleza, es un ser ajeno en la relación madre-hijo...", pero al seguir leyendo veo que en este caso la madre no lo es biológica. Así que hasta ahí llegó mi teoría.
Y lástima que en México estos trabajos seguirán siendo desconocidos, se ve que se están haciendo cosas muy buenas en España. Lamentablemente, como comentabas en el blog de Diezmartínez, la distribución mexicana es completamente cerrada y, agrego yo, servil a la industria hollywoodense. Y en DVD, lo mismo, así que no tengo muchas esperanzas de verla pronto.
¿No podremos iniciar una distribuidora de cine europeo?

d-47 dijo...

Estaría, eh!!..

Europeo, asiatico, etc..

Hay una página como amazon, pero de cine de todos lados del mundo. Por ejemplo, tenían el laberinto del fauno muchos meses antes de que saliera en cine (creo que unas semanas después de su corrida en el festival de toronto la tenían).
Incluso ya tienen a la venta My Blueberry Nights...

Casi todas son PAL pero pus eso ya no es mucho problema... No es facil pedirlas para aca, pero luego entramos en detalle, si te interesa...

La pagina es (igual hasta la conoces) www.diabolikdvd.com

Checala, hay muy buenos títulos.

Pero si, estoy de acuerdo, deberiamos iniciar una distribuidora de cine europeo.

Saludos

Àlex Frias Haro dijo...

Hola, gracias por los comentarios.

Estimado D-47, la película puede verse en canales cerrados de cable, como Cinemax, Movie City, etc. En cine, al menos en México, jamás podrá verse. Bueno, como decía en mi crítica, la constante del personaje femenino "emocionalmente trastornado" se da, en general, en el género del suspenso paranormal, y mucho en el cine español. No siempre tiene que ver el hombre con esto, sino son conflictos puramente femeninos y que tienen relación con aspectos de la maternidad: hijos fallecidos, enfermos, desaparecidos, etc. Razón suficiente para desatar en un personaje femenino situaciones emocionales diversas.

Y claro, también tiene que ver una lucha, como dices, y en el caso de Los Otros, el personaje de Nicole Kidman llega un momento en que la paranoia, la desesperación y la angustia la afectan, al no saber qué pasa en la casa, no saber afrontar los fenómenos paranormales, el desear defender a sus hijos ante esa amenaza. Se quiera o no, hay un conflicto emocional. Lo mismo en Dark Water, o Ringu. ¿En estos filmes, dime, dónde ves al hombre sufrir emocionalmente? Nunca.

Es como comenta Joel, siempre estarán involucrados sentimientos maternales.

Suena bien lo de la distribuidora. Yo al menos, sigo viendo el organizar un festival de cine español, pero el apoyo es casi nulo en México. Sigo con la esperanza.
Saludos!

Joel Meza dijo...

Ese sufrimiento maternal es la premisa inicial de El Exorcista: ¿qué le pasa a mi hija? Aunque la mamá no termina trastronándose, pero el sentimiento de desesperación se nos transmite al público, igual que el alivio final, cuando todo ha pasado.
Por cierto, acabo de ver una en la tele, con Julianne Moore, donde su hijo muere en un accidente aéreo y, llevando su terapia siquiátrica para superar el duelo, recibe la noticia de que nunca tuvo un hijo. La película es bastante mala (hasta he olvidado el nombre y me da flojera buscarlo en la imdb), pero se exhibe esa reacción materna vs. la paterna que describes, Alex, a través de un vecino de Moore que también perdió a su hija en el mismo accidente, pero en su caso, él sí está convencido de que nunca tuvo una hija. Ahora que lo describo así, básicamente podía haber sido un buen estudio deconstructivista de las relaciones maternas contra las relaciones paternas en películas de terror... pero se queda no sólo en ese camino, sino en todos los que toma. Bueno, a buscar ésta de Ausentes en donde recomiendas. (Y a no cejar en la idea de traer este cine a México.)

Àlex Frias Haro dijo...

Buen ejemplo el de El Exorcista Joel, una madre sola que se encuentra al filo de la desesperación por no saber qué sucede con su hija, que está poseída por el demonio. Los hombres, en este caso, son un par de sacerdotes que vienen a solucionar el problema con su experiencia y conocimientos. Uno de ellos, el padre joven, incluso se sacrifica por la niña.
La película que mencionas de Julianne Moore es The Forgotten, si no me equivoco.
Àlex

Páginas vistas en total