lunes, 27 de agosto de 2007

CINE ANIMADO: TOCCATA FOR TOY TRAINS * * * * PARADE, OR HERE THEY COME DOWN OUR STREET * * * *

Los hermanos Ray y Charles Eames dirigieron una gran cantidad de cortos animados, labor que no tuvo pausa a partir de la década de los 1950. Entre sus inquietudes, estaba el reflejar de una peculiar manera los avances tecnológicos de aquella época, como en The Information Machine y Do-nothing Machine (ambos del año 1957), que hacían una reflexión en torno al funcionamiento veloz de las computadoras y su utilidad para la sociedad. IBM apoyó la producción de estos cortos, que fueron exhibidos en la Feria Mundial de Bruselas de ese año.

Dentro de sus inquietudes por la tecnología, los hermanos Eames realizaron ese mismo año Toccata for Toy Trains (E.U., 1959), que como su título indica, hacía una maravillosa exhibición de trenes de hoja de lata y sus pasajeros--del mismo material-. Los juguetes lucen bellísimos frente a la cámara de los Eames. Charles hacía la narración de las acciones que tenían lugar en la imaginaria estación de trenes, donde un regordete personaje de traje blanco –un muñeco que se desplaza sobre ruedas-, es el que conduce la mayoría de la narración, en su prisa por abordar su tren.

El corto está magníficamente musicalizado por Elmer Bernstein, y los Eames editaron su corto al ritmo de la banda sonora. Se podría poner en duda que este corto sea animado. Quizás no lo sea dentro de la tradicional técnica del stop-motion o de los dibujos animados. Lo que esencialmente se aprecia, son unos objetos –los juguetes- animados por medios distintos (conocidos por los que tuvieron la fortuna de poseer estos juguetes en su niñez). Por ejemplo, muchos de los trenes son de cuerda, otros avanzarán con un poco de petróleo (como también lo hacían ciertos barquitos, que al encenderles una mecha avanzaban en el agua) etc. Una fantástica exposición, bien musicalizada, de juguetes que hoy en día han pasado al recuerdo de nuestros padres y abuelos, aunque sumamente apreciados y conservados por coleccionistas.

Otro corto es Parade, or Here They Come Down Our Street (E.U., 1952), que podría considerarse un antecedente de Toccata for Toy Trains, ya que es también una gran exhibición de juguetes de hojalata y uno que otro de plomo. La acción es sencilla, pero majestuosa: un desfile musicalizado estruendosamente llega a una ciudad. El desfile está formado por soldaditos de plomo (unos montados a caballo), coches de colores, etc. Aquí, los juguetes sí están animados con la técnica del stop-motion (cuadro por cuadro), pero la rudimentaria técnica apenas y se nota. Los juguetes se desplazan con mucha fluidez por el cuadro. Aquí, los hermanos Eames se lucen también con una elaborada edición y con sobreimpresiones impecablemente hechas.

Ambos cortos, son una nostálgica mirada a juguetes que parecerán insignificantes en esta época, pero que en realidad son unas hermosas piezas que, con un poco de imaginación, hacían pasar en la antigüedad horas interminables de diversión. Tal es la premisa de los Eames en ambos cortos: el poder de la imaginación a la hora de divertirse.

2 comentarios:

jacobo dijo...

Charles y Ray eran marido y mujer, no hermanos.

Àlex Frias dijo...

Tienes razón Jacobo, muchas gracias por la corrección.

Páginas vistas en total