miércoles, 8 de junio de 2011

SWEET DREAMS * * * 1/2


Jessica Lange como Patsy Cline en "Sweet Dreams".


Esta biopic televisiva (producida por HBO nada menos) sobre la famosa cantante de country Patsy Cline, no podría ser más convencional. Esto al menos en su estructura, su producción y su narrativa. Lo que acaba ensalzándola es su edición musical, así como su par de actores principales. Jessica Lange está insuperable en su retrato de la cantante (sin duda es más atractiva que Patsy Cline), quien inició su carrera musical a mediados de los 1950. En tanto, Ed Harris (¿será su cabello o habrá usado peluquín?), está magnífico en su interpretación del segundo esposo de Cline, Charlie Dick. Lo que no es tan convencional, es la personalidad de la celebridad musical retratada. Cline, a diferencia de otros músicos, no padeció alguna adicción al alcohol o las drogas. Su problema fue vivir bajo el yugo del violento Charlie, un borracho, mujeriego y golpeador tipo, que se encargó de hacerle la vida miserable a la cantante. En ese sentido, con su facha adusta, Ed Harris está espléndido para el papel. Un aspecto inquietante de la vida de Cline, es cómo su vida estuvo al filo del peligro, la primera vez en un accidente automovilístico, y la segunda -esta sí trágica-, en un accidente de aviación en 1963, que le costó la vida. Karel Reisz (Saturday Night and Sunday Morning) dirige, y lo que más intriga es saber si Charlie siempre vivió celoso del éxito de su esposa, sintiéndose a la sombra de su fama.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total