sábado, 30 de abril de 2011

DEAR MR. WONDERFUL * *


Me costó trabajo entender y sentirme involucrado en esta película. En específico, tuvo que ver con su personaje, Ruby Dennis (Joe Pesci), tan medianamente construído y dibujado, que antes de la primera mitad perdí el interés por él. ¿Qué es lo que realmente quiere Ruby? Triunfar como cantante en Las Vegas -al menos es lo que la sinopsis especifica-, aunque sinceramente, poco es lo que hace para lograrlo. Es evidente que le gusta su compañera cantante del grupo musical, pero poco o nada hace al respecto. Dear Mr. Wonderful (1982) está dirigida por el alemán Peter Lilienthal, aunque desafortunadamente tiene tantos problemas en su guión (firmado por un tal Sam Koperwas, su único guión escrito a la fecha) que, al menos a mí, acabó aburriéndome.

Ruby es un hombre maduro, que vive acomplejado por estar quedándose calvo, y usa un peluquín. Tiene problemas también para aceptar sus orígenes judíos. Como cantante es pésimo, casi tímido, y su audiencia en un club nocturno y boliche, del que es dueño, no parece estar conectado con él. Se niega rotundamente a recibir en su casa a su cuñado, en donde vive con su hermana (Karen Ludwig) y el hijo de esta, un chico callado y que se dedica a robar en las calles. Creo que este ultimo, como personaje, es más interesante que Ruby. Sabemos lo que quiere, comprendemos su problemática y hasta acabé compadeciéndolo. Igualmente, la dirección fotográfica es buena.

++ "Dear Mr. Wonderful" no tuvo estreno comercial en España, ni se encuentra disponible en DVD.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total