domingo, 1 de mayo de 2011

THE DOLLY SISTERS * * *

June Haver y Betty Grable en "The Dolly Sisters".

Como musical, “The Dolly Sisters” (1945) es apenas una simple curiosidad. Llena de varias canciones pegajosas y atractivas (como la nominada al Oscar, “I Can’t Begin to Tell You”), lo cierto es que los números musicales no tenían mucho de destacable. Su par de rubias protagonistas, Betty Grable y June Haver, interpretando a las hermanas Jenny y Rosie, respectivamente, destacan como buenas cantantes, aunque los números musicales son tiesos, sin bailes, coreografías o grandes escenarios. Es decir, está lejos de ser un espectacular musical a la altura de las producciones de la MGM. A grandes rasgos, la historia cuenta cómo las hermanas Dolly llegan a los E.U. desde Hungría, siendo unas niñas, a principios del siglo XX. Ambas vienen acompañadas de su gordinflón tío apostador (S.Z. Sakall, auténtico actor de Hungría). Las Dolly demuestran un gran talento para bailar y cantar desde su llegada. Los años pasan, y aunque el tío apenas y muestra algún signo de envejecimiento, las niñas se convierten en unas hermosas artistas de vaudeville, famosas en Europa y América. Todo va bien, hasta que Jenny acaba enamorada y casada con un cantante y compositor (John Payne), situación que amenaza con quebrantar el estrecho lazo artístico del dueto. La historia romántica no es tan predecible como parece. Irving Cummings, el realizador, hace realmente convincente el romance tormentoso de Jenny, así como el sólido lazo entre las hermanas. El mejor número musical está al final, entrañable, pero también reflejando sinceridad.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total