martes, 23 de noviembre de 2010

THE ROAD * * * *

Kodi Smit-McPhee y Viggo Mortensen en "The Road"

Nunca sabemos qué es lo que realmente ha sucedido, pero un evento de proporciones apocalípticas ha cubierto el Sol, convirtiendo al cielo en una gran masa gris. Grandes incendios forestales ocurren de vez en cuando, los árboles se han secado y la fauna ha desaparecido. La comida escasea, y los seres humanos han llegado al límite del canibalismo, cazándose unos a otros. Esta es una pequeña muestra del escenario en el que se desarrolla “The Road” (2009), adaptación del libro homónimo de Cormac McCarthy.

En esta aventura de supervivencia seguimos a un médico (Viggo Mortensen) y a su hijo, de aproximadamente 10 años (Kodi Smit-McPhee, a quien podemos ver en el remake de “Let the right one in”), recorrer caminos llenos de peligros, en un punto incierto del Sur de los Estados Unidos. No sabremos jamás sus nombres, pero sí algo de su historia pasada, antes de que este cataclismo sobreviniera. El hombre llevaba un matrimonio feliz con su bella esposa (Charlize Theron), hasta que un enorme incendio (del cual sólo vemos el reflejo de su luz) comenzó el principio del fin. De idílicos días primaverales, pasamos a eternas noches en las que, un buen día, la esposa decide abandonarlos, para jamás volver a saber de ella.

La película está dirigida por el australiano John Hillcoat, de quien antes ya había podido ver su estupendo “western” ambientado en Australia “The Proposition” (2005). Lo que Hillcoat consigue esta vez en The Road, es una desoladora historia sobre el horror humano, en la que padre e hijo nada más se tienen uno a otro para salir adelante y protegerse. En ese sentido, el chico será la "voz de la conciencia" de su padre, a quien llegará a salvar de caer en la completa deshumanización a la que esta situación los conduce. El chico es como una presencia angelical, una especie de enviado de Dios para enseñarle a su padre el camino correcto. Algo más que evidente cuando se encuentran a un anciano (Robert Duvall, irreconocible). Renuente a ayudarle o darle comida, el médico es convencido por su hijo de auxiliarlo e invitarlo a cenar.

Hillcoat aprovechó escenarios arrasados por el huracán Katrina en Nueva Orleans. Apenas y se nota alguna diferencia entre esta realidad, y la del resto de las escenas, creadas en su mayor parte con efectos digitales.  A pesar de que no llega a pasar mucho en The Road, su historia es intrigante. Creo que no hay nada más intrigante y desesperante que andar sin rumbo fijo, sin saber a dónde ir, qué camino tomar, sin saber qué es lo que te espera más adelante. Peligro, es lo más seguro. ¿El resto del mundo ha caído en la misma desgracia? Es muy probable, aunque no hay manera de saberlo. Al menos, nunca se muestra un radio o televisión funcionando. “No sé más en qué día o mes me encuentro, hace mucho que no guardo un calendario”, dice en algún momento el hombre. ¿Es más seguro caminar por la costa? Veremos que no lo es del todo.

Al final de este apocalíptico relato, habrá un viso de esperanza. Siempre hay algo, una emoción o sentimiento, incluso un suceso, que impide al hombre tomar la drástica decisión de quitarse la vida junto a su hijo. Cuando el chico toma el primer trago de Coca Cola en su vida, es como si estuviera probando algo agradable, aunque nada extraordinario. "Es burbujeante", simplemente dirá. Tanto Mortensen como Smit-McPhee están geniales en sus papeles, el primero como el padre que también tiene que ser madre en muchos sentidos, y el segundo como el niño que tiene que aprender a sobrevivir y a crecer demasiado rápido.

++El DVD contiene el "making of", tráiler, ficha artística, ficha técnica, fichas de doblaje y filmografías. El Blu-Ray nada más contiene el "making of" y el tráiler.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total