jueves, 11 de noviembre de 2010

HOW TO TRAIN YOUR DRAGON * * * * *

Un chico y un feroz dragón formarán una conmovedora amistad
en "How to Train Your Dragon"










¿Con How to Train your Dragon (2010) la Dreamworks ha producido su primera obra maestra? En mi opinión, sí. Muchos se preguntarán en dónde queda Shreck. Bueno, si bien me encantó la primer película de Shrek en el momento de su estreno, con su original idea de parodiar a la casa Disney y sus adaptaciones de cuentos de hadas clásicos, no alcanza los niveles artísticos de How to Train Your Dragon, un fenomenal trabajo de animación digital.

How to Train Your Dragon es una adaptación del libro infantil escrito por Cressida Cowell, y quizás la primera película animada protagonizada por vikingos (que alguien me corrija si me equivoco.) Además -y ya no es una novedad mencionarlo a estas alturas- está disponible en una versión en 3D, que se dice es magnífica. Yo nada más he podido verla en versión normal 2D, pero de todas maneras la película me entusiasmó en todos sus niveles. Supongo que lo mejor de la edición en 3D, deben ser las magníficas escenas en las que nuestro héroe, Hiccup (voz de Jay Baruchel), un chico nerd pero genial, vuela como un piloto experimentado sobre el feroz dragón que ha logrado domesticar, conocido en la comarca como "Night Fury". De hecho, para conseguir esas nubes tan realistas, los técnicos de la Dreamworks tuvieron que crear un avanzado software nada más para ese propósito.

Todo luce extraordinario en esta película, dirigida por Dean DeBlois y Chris Sanders, tanto los escenarios interiores como exteriores en los que se ambienta. El pelaje de las pieles con las que se visten estos vikingos, dedicados a cazar dragones que constantemente roban sus borregos, casi puede tocarse; así como sus enormes barbas. Lo mismo en los interiores de la villa que habitan, el diseño de sus columnas, muebles, etc., seguramente ubicada en la costa de Escocia, ya que muchos de ellos tienen acento escocés. Gerard Butler (con seguridad, el mejor trabajo hasta el momento en su errática carrera de actor) y Craig Ferguson, dos famosos actores escoceses, dan voz a Stoick, el padre de Hiccup, y al mejor amigo y consejero de aquel,  Gobber, respectivamente.

Es cierto que la historia, esenciálmente, no es más que es el clásico relato del chico nerd que siente no encajar en su entorno, en busca de encontrar su lugar en el mundo; de ser tomado en cuenta por los demás y, claro, llamar la atención de una chica, Astrid (voz de America Ferrera). Astrid no es cualquier chica, sino la mejor aspirante a convertirse en cazadora de dragones. La más fuerte, hábil y difícil de impresionar. Lo que prueba Hiccup, es que en cuestión de cazar dragones, es mejor usar la cabeza que la fuerza física. El chico acabará aprendiendo más de dragones gracias a su no-tan-accidental encuentro con "Night Fury", un dragón negro de facciones anfibias y ojos gatunos, sumamente letal y del cuál poco o nada se sabe. Esto será hasta que Hiccup forme una gran amistad con el dragón, para el que incluso construirá un aditamento en la cola, a la cual le falta una aleta y que le hace volar irregularmente.

Mientras pasa todo esto, Stoick, gobernante de la villa vikinga, está más ocupado tratando de encontrar el nido de los dragones. Como padre no tiene mucha fe en Hiccup, ni en que tenga verdadera "sangre" vikinga. La historia, por un lado, nos muestra cómo se va forjando la conmovedora amistad entre el dragón y Hiccup, mientras por el otro, nos irá conduciendo hacia el gradual y necesario acercamiento entre el chico y su padre. Hiccup tendrá que ir superando pruebas, enfrentándose a dragones en una pequeña arena, diseñados de una forma cómica, caricaturizada, pero no por ello menos temible. Podría verse a Hiccup como un precursor de Darwin. Su manera de estudiar a los dragones, de hacer anotaciones y observaciones de su comportamiento son como las de un verdadero científico. Algo que intentará demostrar es que los dragones no son tan temibles como parecen, y que el hombre puede vivir con ellos.

Tal vez la Dreamworks está empezando a aprender de su más grande competidora, la Pixar, que si no tienes una buena historia que te respalde, no importa lo avanzado de la tecnología que tengas a tu disposición para crear peliculas animadas. How to Train your Dragon tiene una gran historia, bien construída, interesante, emotiva y emocionante, en especial, hacia el clímax final. Es un momento de redención cautivador para Stoick, mientras que para Night Fury sirve para demostrar que el tamaño no importa cuando se trata de enfrentar a un gran adversario.

++Disponible en un combo especial que contiene tanto el DVD como el Blu-ray. Los extras: "Nueva aventura: La Leyenda del dragón BoneKnapper", audio comentario con los creadores de la película, "Entrevista: reparto de tamaño vikingo", "La tecnología del dragón", escenas eliminadas y trailers. Exclusivo del Blu-ray:  "El rincon de los animadores" y juegos.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total