sábado, 2 de octubre de 2010

PRECIOUS * * * 1/2

Gabourey Sidibe en el melodrama edificante "Precious".
Precious (2008) está basada en la novela Push, escrita por Sapphire. Bueno, está por demás decirlo. En E.U., el largo título (Based on the novel Push by Sapphire) ya se encarga de decírnoslo. Y hablando de títulos, en México fue titulada fallídamente “Preciosa”, traduciendo literal y erróneamente la palabra “precious”. ¿Querían ser sarcásticos respecto a la apariencia de su protagonista, la nominada al Oscar y sin experiencia previa en actuación, Gabourey Sidibe (Gabby para los amigos)? Como breviario cultural, en España simplemente se dejó el título como Precious, es decir, el nombre del personaje interpretado por Sidibe.

Precious está dirigida por Lee Daniels (Shadowboxer, 2005), y la película se llevó dos Oscares en la pasada entrega de premios: uno por la intensa actuación de Mo’Nique como “Mejor Actriz Secundaria”, y otro por “Mejor Guión Adaptado”. En realidad, la película es, básicamente, una convencional historia edificante, decentemente realizada por Daniels y bien fotografiada por Andrew Dunn. Ambientada en 1987, Daniels le da la película cierto look de videoclip musical de aquellos años, para hacer más atmosféricos y musicales los delirios de Precious, quien la mayor parte del tiempo sueña con una vida diferente. Una mejor vida que el infierno que vive junto a su detestable madre (Mo’Nique).

Si bien Sidibe, quien fue seleccionada de entre 400 aspirantes al papel por Daniels y la misma Sapphire (involucrada en la producción de la película), ofrece una buena actuación, es Mo’Nique la que se acaba robando la película. Mo’Nique  interpreta magníficamente a la madre castrante, explosiva y frustrada de Precious. Ambas viven en Harlem, y Precious, una chica tremendamente obesa, tímida, soñadora y que sufre las burlas de muchos en la calle, apenas sabe leer y escribir. Esto da mucho que pensar sobre el sistema educativo público estadounidense. ¿Cómo una chica que no sabe leer pudo llegar a la secundaria?

“Pues señora, he tenido sexo”, responde “inocentemente” Precious a la directora de la escuela, luego de que esta le pregunta qué es lo que realmente pasa y por qué está embarazada por segunda vez. La situación de Precious no podría ser más grave: abusada sexualmente desde niña por su padre y violada por él, ante la   indiferencia de su madre. De hecho, el padre de Precious es también el padre del bebé que espera. Precious es madre de una pequeña niña con Síndrome de Down, y para colmo ha sido expulsada de la escuela. Pero tiene una opción para salir adelante: asistir a una escuela “especial” para estudiantes “problema”.  Ahí, quizás encuentre el apoyo y comprensión que necesite, gracias al empuje que le dará su guapa maestra (Paula Patton).

Precious está en la línea de esas historias que apuestan por el realismo, muy al estilo de Spike Lee: elección de actores no profesionales, locaciones reales y personajes que se sienten auténticos. La misma Precious es quien nos narra su historia, y es intrigante sentir cómo su voz en off suena más segura que la chica que vemos en pantalla. A pesar de su imponente físico, que no pasa desapercibido fácilmente, Precious acaba siendo conmovedora, más por el hecho de que luce natural siempre. Le gustaría ser bella y rubia, una modelo en pasarela y que su maestro de matemáticas correspondiera su amor platónico. Hay una escena delirante y graciosa, en que se imagina a sí misma junto a su madre dentro de una película italiana, con todo y los insultos que esta última le dice siempre.

Hay momentos en que  a Daniels se le pasa un poco la mano con el artificio. Por ejemplo, ese travelling circular en el que Precious observa escenas importantes en lo político y social de  la gente negra (Malcom X, Martin Luther King dando su memorable discurso, etc.). Casi me olvidaba mencionarlo, pero luego de Mo’Nique, la actuación que me impresionó casi de igual manera fue la de Mariah Carey. Creo que es su primer trabajo digno y aceptable en cine. Mariah  aparece  desarreglada, sin maquillaje, es decir, fea. Sus lágrimas, luego de escuchar a la madre de Precious dar su reveladora confesión, son y se sienten auténticas. 


++Disponible en DVD y Blu-ray. Ambas ediciones tan sólo contienen de extras una serie de entrevistas con el elenco, el realizador Lee Daniels, Sapphire, autora de la novela, y el equipo de producción.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total