domingo, 27 de junio de 2010

FIREFLIES IN THE GARDEN * * *

Willem Dafoe, el padre que todos quisiéramos tener, en Fireflies in the Garden.





Hay momentos en que Fireflies in the Garden (2008) se siente como el telefilme de fin de semana, estilo canal Hallmark. Su melodrama familiar tiene todas estas características. Sin embargo, su gran reparto, encabezado por el siempre infalible Willem Dafoe, la hace destacar. Dafoe, como siempre, ofrece una impecable actuación. Su personaje de padre nefasto e intolerante, viene a engrosar la galería de monstruos del camaleónico actor. Si hay alguien que acaba sosteniendo este melodrama, convencional pero con mucha fuerza oculta, es nada menos que Willem Dafoe.

La película toma prestado su título de un poema de Robert Frost, y en la historia toma forma en un par de momentos mágicos (creados echando mano de la tecnología digital) en un pasatiempo algo cruel y atrayente al mismo tiempo, en donde algunos personajes golpean con raquetas las luciérnagas en la noche. La historia está narrada en dos partes simultáneamente. En una se cuenta la traumática infancia del protagonista, Michael (Ryan Reynolds), junto a su rígido padre (Dafoe), un maestro de inglés y escritor frustrado. El magnífico trabajo de Dafoe hace que, junto a Michael, acabemos odiando a su personaje de padre castrante. Charlie, el padre en cuestión, nunca golpea a Michael, sino que emplea métodos más emocionales para torturarlo.

Por otro lado, en el tiempo presente una tragedia, al estilo de los filmes de Alejandro González Iñarritu, tiene lugar justo el día en que toda la familia se va a reunir. Michael ya es un escritor popular radicado en Nueva York. Muchos instantes rescatables en la solvente realización de Dennis Lee, tienen que ver con su atractiva forma de narrar pasado y presente de la historia familiar de Michael, usando transiciones que funden ambos tiempos y casi se vuelven uno solo. Michael dará el gran paso escribiendo la obra que lo revelará como un escritor maduro, precisamente titulada “Fireflies in the Garden”.

Julia Roberts y Emily Watson ofrecen actuaciones igualmente notables, la primera como la madre de Michael, quien es el soporte emocional a lo largo de su vida, mientras la segunda es su muy joven tía y mejor amiga. Fireflies in the Garden no es nada extraordinario, pero todo en ella funciona, desde la bella banda sonora escrita por el español Javier Navarrete, hasta su magnífica dirección fotográfica, a cargo de Daniel Moder. El problema es que, entre todas las virtudes de la película, especialmente sus actuaciones, lo menos logrado es el guión, con una vuelta de tuerca que quiere ser sorpresiva, pero que en realidad no revela nada que no hayamos telegrafiado con anticipación.

++Lo mejor: La actuación de Willem Dafoe, monstruoso como siempre.
++Lo peor: Su guión algo blando, con vueltas de tuerca poco sorpresivas.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total