lunes, 1 de febrero de 2010

EL CARTEL

INVICTUS * * * 1/2
Diseñado por el despacho The Cimarron Group, el cartel de Invictus es, en general, un fotomontaje muy básico. Su composición es uno de los puntos fuertes, cuyo atractivo radica en las miradas de Nelson Mandela (Morgan Freeman) y Francois Pienaar (Matt Damon). El primero parece mirar desde el cielo, como "ángel guardián", al triunfante Pienaar en los juegos de rugby. Ese fondo blanco, de una luz incandescente, le da un aura de divinidad a Nelson Mandela. Para no “contaminar” o invadir este fondo blanco, la opción ha sido colocar el retrato de Damon dentro de la espalda de Morgan Freeman. Esto logra, a su vez, una contraposición de miradas interesante. No es del todo gratuito que Mandela nos de la espalda y que se oculte parcialmente su rostro. Esto le da un aire más inalcanzable, de misterio y algo de anonimato. Es lo que le da más atractivo al cartel: el ocultar la identidad del personaje más importante de la historia. Por otro lado, el efecto de disolvencia de la imagen de Francois Pienaar, le da una característica simbólica a toda la imagen. Parece que Mandela está pensando en el equipo de rugby, incluso cuidándolo y resguardándolo. En cuanto a la tipografía, el cartel es limpio. El diseño tipográfico del título es más que sencillo, con una tipografía rígida, al igual que el de los nombres de los actores, cuyos apellidos están resaltados en rojo. El tagline es bueno: "His people needed a leader. He gave them a champion" (Su pueblo necesitaba un lider. Él les dio un campeón), y traduce la idea mesiánica, de divinidad, para Mandela en el cartel.


THE HURT LOCKER * * * 1/2

El cartel de estreno de The Hurt Locker me ha llamado la atención por la idea "documental" que maneja. Es un cartel 100 por ciento fotográfico, y de verlo nos pone en un doble dilema si no hemos visto la película: ¿Se trata de un documental sobre la guerra? ¿Es una historia de ficción sobre un soldado encargado de buscar bombas y desactivarlas? Yo no he visto la película, y el cartel me invita más a pensar en lo primero. En realidad, la película (con excelentes críticas hasta el momento) es una historia ficticia ambientada en la guerra de Irak. La fotografía me parece adecuada para el cartel, en especial, por el punto de vista cenital, que nos muestra mucho mejor la actividad que está realizando el miembro del escuadrón de bombas. Este punto de vista nos lo muestra en una situación delicada y peligrosa: rodeado de las bombas, sosteniéndolas con aparente poco cuidado. El diseño tipográfico del título es magnífico. Maneja distintos puntajes en cada palabra, una encima de otra y en distintas posiciones. Su color rojo remite al color de los cables de las bombas, y me ha gustado mucho la textura desgastada. El tagline es sarcástico y humorístico al mismo tiempo: "You don’t have to be a hero to do this job. But it helps.” Es una lástima verlo tan saturado de quotes en la parte superior. En el diseño del título en el cartel español se ha invertido la posición de las palabras.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total