martes, 12 de enero de 2010

SITA SINGS THE BLUES * * * *

"Sita Sings the Blues", es una adaptación musical animada a ritmo de blues de la leyenda de la diosa Sita.






El crítico Roger Ebert ha colocado esta joyita en su lista de lo mejor del cine animado del 2009. No puedo más que coincidir con él. En un ejercicio de difusión masiva, la novel realizadora Nina Paley dio a conocer su largometraje animado Sita Sings the Blues a través de su página en You Tube, en donde puede verse integra y libremente. El resultado es sorprendente. Sita Sings the Blues está más allá de cualquier producto amateur, realizado, por lo que puedo deducir, con programas básicos de diseño (Photoshop, Illustrator, animación en Flash). Su adaptación libre a dos bandas del libro hindú del “Ramayana”, es visualmente rico, colorido, divertido y, quizás lo más interesante, sin solemnidades ni tomarse demasiado en serio.

La película es un cóctel psicodélico musical, que narra dos versiones de la leyenda de la diosa Sita y su relación con el azulado Señor Rama, durante el exilio de este en el bosque. Una versión es cómica y paródica, y al mismo tiempo, un viaje a través de las numerosas deidades hindúes, narrada por 3 personajes inspirados en siluetas de grabados del arte indio. Esta parte me recordó las animaciones de Terry Gilliam para Monty Pithon Flying Circus (fotomontajes animados rudimentariamente). La otra versión es un verdadero musical estilo Bollywood, con un diseño visual de lo más estilizado, cercano a dibujos animados infantiles. La números musicales son a ritmo de blues, con canciones de la gran Annette Hanshaw, grabadas en 1928 y 1929.

En tan sólo 1 hora y 20 minutos, Paley alcanza a contarnos todo esto, y por si fuera poco, inserta una moderna historia romántica, sobre una chica que se muda a la India para seguir a su novio por cuestiones de trabajo. El trabajo es tan atractivo visualmente, que es difícil sentirlo saturado. La adaptación de las canciones de Annette Hanshaw a lo que está viviendo el personaje de Sita es tan logrado, que fue difícil perder mi atención entre una narración y otra. La historia de la chica neoyorkina y su gato, con sus rústicos dibujos y animación muy elemental, al final es tan simpática, que fue difícil sentirla fuera de lugar (al final tiene que ver ligeramente con la historia de la diosa Sita). En realidad, lo que tenemos son 3 cortometrajes entrelazados magníficamente en un largometraje, de una realizadora de quien ya espero ver su próximo trabajo.

La película puede verse en la página de You Tube de Nina Paley.

1 comentario:

mge dijo...

Hipnótica película. Una de las más originales que he visto en el 2009.
Para mejor, la directora quiere que nos la bajemos... ¡gratis!

Para ver y recomendar.

Páginas vistas en total