jueves, 17 de septiembre de 2009

Y...¿CÓMO LE PONEMOS?

"Pensándolo bien chicos... creo que somos más malditos que bastardos".






Empezamos esta semana de pocos estrenos, con el esperado estreno de la más reciente película de Quentin Tarantino, Inglourious Basterds, protagonizada por Brad Pitt. La crítica la ha tratado bien, aunque muchos coinciden en que Tarantino sigue sin ofrecer una nueva obra maestra, a la altura de Reservoir Dogs o Pulp Fiction. Por lo pronto, en España se titulará “Malditos Bastardos”. De hecho, el título en inglés es de entrada polémico, desde la misma forma en que está escrito. La palabra “inglourious” puede escribirse también “inglorious”. El título español no está del todo mal, aunque “malditos” está bastante lejos de ser el significado real de “inglourious” en español, que pueden ser varios, como “vergonzoso”, “deshonroso”, “despreciable”, etc. Por lo tanto, ya podemos ir armando y jugando con un sin fin de posibilidades. Los peores títulos me parece que son los de algunos países en Latinoamerica, como Argentina y México, en donde será titulada “Bastardos Sin Gloria”, que desvirtúa completamente el significado del titulo original. Inocentemente, se tradujo literalmente "inglourious" como "sin gloria". Veamos los títulos en otros países:

Бесславные ублюдки - Rusia
Adoxoi bastardi - Grecia
Bastardi senza gloria - Italia (mismo caso que Argentina y México)
Bastardos Inglórios - Brasil
Becstelen Brigantyk - Hungría
Inglourious Basterds - Japón
Kunniattomat paskiaiset - Finlandia
Le commando des bâtards Canadá (me gusta este título)
Neslavne barabe - Eslovenia
Prokletnici - Serbia
Sacanas Sem Lei - Portugal
Soysuzlar çetesi - Turquía
Ticalosii fara glorie - Rumania

La más reciente comedia de Chris Columbus, I love you Beth Cooper, es, según lo que he escuchado, una comedia menor del también realizador de las dos primeras entregas de Harry Potter. En España se titulará “La Noche de su Vida”, un título de lejos trivial y más que convencional para una comedia romántica. Creo que este título ha sido utilizado como en una docena de comedias de este tipo. “Te amo Beth Cooper” era una mejor opción. Su traducción es sencilla y sin complicaciones, y suena más que excelente para una comedia romántica. En Rumania se tituló “Te iubesc, Beth Cooper”, que deduzco quiere decir “Te amo, Beth Cooper”, mientras que en Italia se dio un caso parecido al de España, con el título “Una notte con Beth Cooper”. Bueno, al menos conservaron el nombre del tal Beth Cooper.

Vamos ahora con nuestro clásico caso del título sin traducción, Let’s Get Lost, un documental (que muero por ver) sobre Chet Baker, uno de los más grandes trompetistas del mundo del jazz. El documental, dirigido por Bruce Weber, fue realizado en 1988 y estuvo nominado al Oscar a "Mejor Documental". Ha tenido su primer reestreno en cines en Inglaterra en junio del año pasado y ahora, sorprendentemente, llega a las salas españolas. El dejar el título así, respeta de alguna forma el título de la famosa composición de Baker, que da título al documental. Nunca he estado muy a favor de traducir títulos de canciones, hay algunos títulos que suenan ridículos en español. De hecho, en Italia sí se tradujo como "Perdiamoci". Tal vez este sea un caso excepcional, en el que haber dejado en español el título como “Let’s Get Lost, la película”, haya sido una buena decisión. Jamás la titularía “Perdámonos”, para ser sinceros. De todas formas, este documental está expresamente dirigido a los amantes del jazz, como quien esto escribe.

Terminamos con otro estreno esperado, y con esto la única película que ha tenido un buen título en español. La más reciente película de Steven Soderbergh, The Informant!, protagonizada por un engordado Matt Damon, se titulará en España “¡El Soplón!”, un buen título, a pesar de que se inclina más por el lado cómico de la trama. De nuevo, los títulos de Argentina y México no me convencen, “El Desinformante”. ¿Por qué tal decisión?

No hay comentarios:

Páginas vistas en total