sábado, 26 de septiembre de 2009

LEATHERHEADS * * * 1/2

En su tercer largometraje como realizador, Leatherheads, George Clooney demuestra su gran capacidad para la comedia romántica.








George Clooney no me ha decepcionado como director de cine hasta la fecha. El actor ha encontrado su lugar detrás de las cámaras, y ha probado tener madera de realizador. Con Leatherheads (2008), ha confirmado, igualmente, que sus historias preferidas son aquellas instaladas en la nostalgia del pasado. Sea en los años 1950, como en Confessions of a Dangerous Minds o Good Night and Good Luck, y ahora aún más atrás, en los años 1920, con Leatherheads. Además, en sus historias siempre se notará una gran admiración hacia el oficio periodístico, debido seguramente a la prestigiosa labor de periodista de su padre, que él también quiso seguir, fallidamente, antes de convertirse en actor. En esta ocasión, dicha admiración hacia el periodismo está lejos de ostentar alguna solemnidad.

Fuera de Good Night and Good Luck, Clooney ha probado tener una acertada vena cómica, no nada más para dirigir sino para actuar. Leatherheads es una película en la que demuestra lo que ha aprendido trabajando junto a los hermanos Coen, en específico, por el gran uso que hace de los encuadres durante los cómicos partidos de futbol americano, tanto fuera como dentro de la cancha. Está de más mencionar la elección de una magnífica banda sonora con mucho jazz y charleston, así como un notable score original escrito por Randy Newman. Leatherheads es la historia de un malogrado equipo de futbol, los Bulldogs de Chicago, que no dan una, formado por un grupo de improvisados jugadores y liderados por un maduro pero carismático jugador, Dodge Connelly (George Clooney).

Cuando el equipo va a la quiebra, Dodge hará uso de su carisma y poder de convencimiento para conseguir un patrocinador adinerado (Jonathan Pryce). Además, consigue meter al equipo a un jugador universitario estrella, Carter (John Krasinski), que pasa más tiempo apareciendo en publicidad que jugando. Los tiempos no cambian en el negocio del deporte. En ese sentido, Leatherheads tiene un admirable diseño de producción, en especial, de diseño gráfico. No hay rincón (sobre todo en escenas exteriores), en el que no se vea un anuncio, gráficamente bien realizados, así como en periódicos y revistas, que se ven ocasionalmente en la película.

La intención de Clooney, es realizar una clásica screwball comedy al estilo del Hollywood de los años 1930. La dinámica que seguirá el personaje de Dodge, es la de una especie de Cary Grant futbolista. Mientras, la reportera de rigor, Lexie, interpretada por Renée Zellweger, será una suerte de Katharine Hepburn con menos personalidad pero más astucia. Lexie se encuentra investigando una fraudulenta historia instalada en la Primera Guerra Mundial, que convirtió en héroe a Carter involuntariamente.

El resultado es una agradable comedia romántica sin muchas pretensiones. Si bien jamás me ha interesado el futbol americano, debo confesar que la película me trasladó a una época interesante de este deporte de reglas complejas. Toda la seguridad de los uniformes se limitaba a un más que rudimentario casco de piel (de ahí el título). Las reglas se improvisaban y, lo peor, es que nunca se seguían. Me animaría a calificar a Leatherheads además de “sátira deportiva”. Aunque no me creí mucho el final en ese ultimo partido de los Bulldogs de Chicago, disfruté la película las dos veces que la vi. Y George Clooney sigue guardando su lugar entre mis realizadores preferidos.

++ Disponible en una austera edición en DVD, que tan sólo contiene algunas escenas inéditas. En España Leatherheads fue pésimamente titulada como "Ella es el partido".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!

Àlex Frias dijo...

wow!! Thank you very much for your comments and support! That's the idea, to try and get better each and every day. Happy new year!!

Páginas vistas en total