miércoles, 28 de enero de 2009

THE SPIRIT * 1/2

Me declaro un ignorante de la obra de Will Eisner, en específico, de su más famosa creación, el cómic “The Spirit”, publicado en la década de los 1940, aunque tengo entendido que existe una nueva versión del 2008. Por lo tanto, antes quisiera preguntar ¿será tan malo el cómic como la película? Sinceramente, no lo creo, ya que al menos no existiría un premio con el nombre de Eisner en el mundo del cómic.

La adaptación cinematográfica de Frank Miller (creador de las novelas gráficas “Sin City” y “300”), desafortunadamente, es fallida, y no hace falta conocer el cómic para darme cuenta que estoy frente a mi primera decepción cinéfila del año. Era una de las películas más esperadas por mí, y resultó ser una aburrida e insípida historia (si es que la tiene); un film neo-noir que solamente puede ir uno a ver bajo pretexto de disfrutar el, sin duda, soberbio espectáculo visual que Miller ofrece.

Es el experimento estético ya visto en Sin City (2005), prácticamente con el mismo tipo de fotografía en blanco y negro de alto contraste, con pequeños detalles de color en momentos clave, que emulan el estilo visual de un cómic y sus viñetas. Tampoco creo que tenga mucho que ver este estilo expresionista con el del cómic original, pero al menos me hizo algo llevadera la experiencia de ver a Samuel L. Jackson hacer el ridículo de su vida profesional, haciendo un personaje con el que, cada vez que salía en pantalla, me daban ganas de salirme de la sala. Su villano, un tal The Octopus, el típico científico loco que gusta de hacer clonaciones, resultó ser peor que cualquier “malo” en la peor película de la Disney: ridículo, insoportable y con una verborrea de humor idiota.

Junto a un grupo de pelones que intentan ser “ayudantes” de The Octopus (a la segunda escena ya me tenían harto), a la inútil participación de Paz Vega (guapísima, como siempre, pero hubiera dado lo mismo que participara o no), a la pobre Scarlett Johansson haciendo el peor trabajo de su carrera, a una narración caótica y terriblemente rutinaria, es decir, a una enorme secuencia del personaje principal, The Spirit (Gabriel Macht), le sigue otra de The Octopuss, y así sucesivamente; más una narración en off que se hace exhaustiva debido a lo plano de la historia (con solamente una escena climática), me hace llegar a la conclusión (junto con la de un amigo, más conocedor de cómics que yo), que Frank Miller no tiene nada que hacer dirigiendo cine.

El personaje de The Spirit, es una suerte de mezcla entre The Green Hornet y The Shadow, un ex policia que ha regresado del más allá en la forma de un, precisamente, espíritu inmortal y justiciero, que busca reencontrarse con el amor de su adolescencia y también luchar contra el mal, para que su amada Ciudad Central pueda dormir tranquila. Dicha inmortalidad nos hace ver escenas insoportables, como aquella en la que Spirit y Octopus se pelean con… un retrete. Vemos muy poco de la lucha contra el mal de Spirit (acompañado siempre por un gato), debido a sus eternos diálogos consigo mismo, inmerso en un enorme dilema existencial: su debilidad por las chicas guapas.

Si se quiere otro pretexto para ver este churro, tal vez deba saber que puede reencontrarse con el padre de Kevin Arnold (Dan Lauria, de la serie The Wonder Years). Para mi gusto es quien mejor actúa de todo el reparto y es de las pequeñas cosas rescatables.

++ Lo mejor: el soberbio y espectacular trabajo visual, al más puro estilo de "Sin City". ¡Ah! y Dan "The Wonder Years" Lauria.

++ Lo peor: Samuel L. Jackson y sus tres acompañantes pelones.

5 comentarios:

Joel Meza dijo...

Uf, Alex, no recuerdo haberte leído antes realmente molesto por una película.
No creo verla, para qué, a la luz de las reseñas que he leído (la de Paxton incluida, y a él le encantó).

Hugo Baeza dijo...

off topic,

¿Por qué los "Goyas" españoles ya no pueden llamarse oficialmente así? ¿Qué pasó con esos premios?

Ana A. dijo...

La originalidad que nos dio Miller con Sin City dejó entrever que esta segunda adaptación sería, por lo menos, algo disfrutable. Ahora veo que no (y es una lástima!!).
Que bueno que no la vi y por lo pronto no haré esfuerzo alguno por verla.
Esperaré hasta que por azares del destino me la encuentre.

Por cierto. No me imagino a estos dos actores peleando con un retrete y menos en alto contraste de blanco y negro en una pantalla enorme....

Àlex Frias dijo...

Hola Joel!! Pues un amigo me dijo lo mismo al salir del cine el fin de semana, jajaja. Casi la abucheamos y levantamos los pulgares hacia abajo. Me dijo "esta es de esas películas que ya quieres que acaben, no??" Salimos decepcionados, y noté que algunas personas, incluso, se iban saliendo de la sala. Leeré lo que Paxton comenta al respecto.

Qué tal Hugo! Pues no estaba enterado. Hasta donde sé siguen llamándose así, y las nominaciones ya están anunciadas desde hace varios días, para entregarse los premios en febrero. De la ceremonia paso de largo, es aburrida y el humor que intentan emular de los presentadores de los Oscares es de lo peor! jajaja

Uy Ana, y sabía que tenías ganas de verla. Yo pensaba lo mismo desde que ví el trailer, imaginaba algo, por lo menos, palomero. En efecto, ni a eso llega The Spirit. Yo espero con ansia Sin City 2, y espero que no me decepcione.

Imaginatelos! Así pasa y en medio de una especie de pantano, o aguas negras...da lo mismo.

Paxton Hernandez dijo...

Bah, a mí me encantó y va a estar en mi conteo de lo mejor del año. Some people need to calm the hell down.

Jejejeje.

Páginas vistas en total