jueves, 22 de enero de 2009

IO NON HO PAURA * * * 1/2

Hermosos campos de trigo de color amarillo amenazan con robarle protagonismo a Michele (Giuseppe Cristiano), un niño que vive con su familia en la campiña del sur de Italia. Junto a su hermana menor y otros amigos Michele comparte juegos, y se enfrentará a al peligroso reto que uno de ellos le impondrá en No tengo Miedo (Io Non Ho Paura, 2003), doceavo largometraje del realizador italiano Gabriele Salvatores.

No tengo Miedo está basada en la novela de Niccolò Ammaniti, adaptada por Salvatores en colaboración con la guionista Francesca Marciano. La historia es una sensible metáfora juvenil sobre el crecimiento, en la experiencia de un chico que se trastoca en el héroe de una trama ambientada en los años 1970, cuando Italia sufría una dura realidad por los secuestros.

Salvatores abre en un tono de fábula, rozando los terrenos del relato infantil, cuando Michele se encuentra una fosa, oculta debajo de paja y trigo, con un niño de su edad viviendo en condiciones lamentables. Luego de llevarle agua y comida, Michele se da cuenta que la fosa es la prisión de Filippo (Mattia Di Pierro).

La primera parte es una especie de melodrama familiar. Observamos la cotidianidad de Michele junto a su estricta madre (la actriz italo-española Aitana Sánchez Gijón) y a su cariñoso y tolerante padre (Dino Abbrescia). Gradualmente, el filme se irá internando por los terrenos del thriller político, tan sólo unos guiños, sin que la mesurada realización de Salvatores pierda se desvie del relato anecdótico y familiar. La trama goza de instantes de ternura y humor, representados en la hermanita de Michele, en su amigo incondicional (con el que intercambia secretos por juguetes), o en esa niña gordita que sufre abusos y burlas del líder de la pandilla.

Enmarcada por una magnífica fotografía, de tonos amarillos y ocres, a cargo de Italo Petriccione, con esos suaves movimientos del trigo que dan al filme un ambiente etéreo (algún crítico lo comparó, acertadamente, con los travellings en los campos de trigo de “Gladiator”), No tengo miedo consigue, en la intrigante relación entre Michele y Filippo, una comparación acertada con la historia cristiana de la resurrección de Lázaro. Sin embargo, no se resiste al happy-end, aunque es más bien sutil y sin caer en excesos melodramáticos a lo Hollywood.

++ "No tengo miedo" estuvo disponible en DVD, pero actualmente se encuentra descatalogada por el distribuidor.

2 comentarios:

Ana A. dijo...

¿Eso quiere decir que no la puedo encontrar en el BB?, ¿cómo puedo hacer entonces para conseguirla?, se antoja interesante...

Àlex Frias dijo...

Te refieres al Blockbuster Ana? En México si se puede encontrar a la venta y renta. Todos los datos que pongo en DVD se refieren siempre a productos en España.

Te recomiendo la peli, es buena. Ya me cuentas si la consigues.

Páginas vistas en total