martes, 18 de noviembre de 2008

DEATH DEFYING ACTS * * *


Nada más faltaba un nombre de peso, el de Harry Houdini, para engrosar la reciente serie de filmes dedicada a la magia y al ilusionismo, con The Illusionist y The Prestige. Paradójicamente, a pesar de contar con un atractivo reparto, resulta que Death Defying Acts (2007), es menor a su predecesoras. Mezcla la realidad con la ficción, partiendo de aquella leyenda sobre las últimas palabras que la moribunda madre de Houdini le dijo antes de morir. Estas palabras, fueron una especie de clave secreta, que servirían a Houdini para comunicarse con ella a través de un médium, y darle así una prueba del “más allá”.

En la película, Houdini, interpretado eficientemente por un Guy Pierce en plena forma, está reflejado como la verdadera celebridad que fue en los años 1920. Los números de escapismo están ejecutados de una forma impresionante, al menos, para los estándares y formato de la película, producida por la BBC y con un mediano presupuesto. Se agrega un personaje ficticio, una hermosa gitana interpretada por Catherine Zeta Jones, maestra del espectáculo en sus fraudulentos actos de adivinación, que lleva a cabo asistida por su encantadora hija, encarnada por la gran revelación Saoirse Ronan (Atonement).

La fuerte y carismática personalidad que Pierce le agrega a su Houdini, más la belleza y logrado acento escocés de Catherine Zeta Jones, dan al filme una atractiva química, junto a la angelical presencia y narración de Saoirse Ronan. Timothy Spall, como el gran actor secundario que es, contrapuntea de manera vigorosa este triángulo, como el malhumorado, pero siempre eficiente, representante de Houdini.

No es la primera vez que vemos una biopic de Houdini (antes estuvo, por ejemplo, el Houdini interpretado por Tony Curtis, en 1953), pero creo que esta es la primera película alejada de la realidad, por cómo ilustran la muerte del mago, quien en realidad perdió la vida durante uno de sus actos de escapismo. Pero el mérito del trabajo de la realizadora australiana Gillian Armstrong, es mostrarnos a un Houdini más humano y vulnerable, torturado por los remordimientos y recuerdos de su madre fallecida, y ver así que no era del todo el “superhombre” en la imagen que quería transmitir en sus espectáculos. Aunque también es cierto, que la trama no ha estado a la altura de su personaje principal.

++ Death Defying Acts está disponible en DVD y Blu-Ray desde este mes. Contiene como extras fichas técnicas, fichas artísticas, fichas de doblaje, Trailer y Filmografías.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total