martes, 14 de octubre de 2008

NATIONAL TREASURE * * *

En su primera parte, National Treasure (2004) es una heist movie con un trasfondo histórico en tono de clase escolar, agradable y nunca pesado. Una vez ocurrido el robo de uno de los documentos más importantes en la historia de los Estados Unidos, el acta de declaración de independencia, el filme tiene un cambio de tono a thriller, en el que tienen lugar persecuciones e investigaciones en torno a un misterioso tesoro, que los francmasones ocultaron en algún lugar entre Washington y Filadelfia.

National Treasure, producida por Jerry Bruckheimer y la casa Disney, es un cóctel formado por varios géneros, con una notoria influencia de las aventuras a lo Indiana Jones y su arqueología, mitad seria, mitad fantástica. Si además, agregamos un conjunto de referencias a simbolismos y filosofías masónicas, relatos de caballeros templarios y otros breviarios culturales, que van desde anotaciones al Templo de Salomón hasta el año de la consumación de la independencia de los Estados Unidos, es difícil que el trabajo del realizador Jon Turteltaub resulte aburrido. Es como una clase de historia disfrazada de película dominguera de aventuras.

El asunto parte de las historias que de niño escuchó el arqueólogo Benjamin Franklin Gates (Nicolas Cage) por parte de su abuelo (Christopher Plummer en una pequeña participación). Según cuenta el abuelo, su tatarabuelo en los 1830, siendo un adolescente, recibió de manos del mismísimo y ya anciano Benjamin Franklin una pista para dar con un tesoro oculto, que a lo largo de los siglos pasó de los caballeros templarios a los francmasones en el siglo XVIII, cuando Estados Unidos apenas nacía como país.

Gates intentará buscar este tesoro, partiendo de esa pista a otra, y de esta a otra más, y así hasta ir construyendo una aventura de connotaciones iniciáticas para Benjamin. Para los interesados en estas leyendas, que llevan en sí un trasfondo histórico, la película será un fascinante relato de aventuras desde el principio. Incluso, un billete de 100 dólares puede contener pistas decisivas para la búsqueda de Gates, acompañado por una guapa doctora (Diane Kruger) y el clásico amigo bienintencionado y con espíritu aventurero (Justin Bartha).

El trasfondo histórico puede asustar y hacer pensar que uno se enfrentará a un aburrido conjunto discursos históricos, pero el guionista Oren Aviv utiliza hábilmente estos elementos para lograr una película entretenida, y porqué no, seamos optimistas, quizás despierte en los niños el hambre por aprender un poco más de Historia.

++ La película está disponible en edición austera, Blu-ray y una edición de coleccionista de 2 discos. Esta última contiene como extras: escenas eliminadas (con comentario e introducción del director Jon Turteltaub), claves, códigos y descifradores de códigos, "Explorando Charlotte", "Robar un Tesoro Nacional", en el plató de la historia americana, la búsqueda en el lugar del rodaje, animatic de la escena de apertura (con comentario de audio opcional del director), final alternativo, búsqueda extra de tesoros: Nivel 2 (buscadores de tesoros, los caballeros templarios... y mucho más).

No hay comentarios:

Páginas vistas en total