miércoles, 15 de octubre de 2008

DÉCALAGE HORAIRE * * 1/2

El inicio de Décalage Horaire (2002), es una larga secuencia que muestra la tumultuosa experiencia de recorrer los pasillos del aeropuerto Charles de Gaulle, de Paris, de la mano de dos grandes estrellas del cine francés, la guapa Juliette Binoche y el actor de ojos saltones Jean Reno.

Cada uno, por separado, sufren los retrasos y ajetreos de uno de los aeropuertos con más tráfico en Europa. Mientras, en la mente del espectador, pasa la pregunta de sí la dupla romántica Binoche/Reno funcionará en esta comedia romántica. En este debut del veterano guionista Daniele Thompson (La Reina Margot), en general, funciona la fórmula de la pareja dispareja romántica, pero también es verdad que hay momentos en que Thompson no sabe mucho que hacer con Binoche y Reno, en una trama donde no es gran cosa lo que sucede.

Rose (Juliette Binoche), es una cosmetóloga que viajará hacia Acapulco, huyendo de su violento novio (Sergi López, en una pequeña participación). Gracias al retraso en su vuelo, Rose conocerá a Félix (Jean Reno), un gastrónomo que también se ha quedado atorado en el aeropuerto por el mal tiempo. Por viajar en primera clase, Félix tiene el privilegio de conseguir habitación en un hotel hasta que el vuelo pueda salir, y la compartirá con la menos afortunada Rose.

Prácticamente, todo el desarrollo de la historia tiene lugar en el cuarto de hotel y sus instalaciones, donde se pondrá a prueba la química que pueda surgir entre ambos personajes. Habrá mucha química, pero no de la romántica, sino aquella que surja de los intentos de Rose por establecer algún vínculo amistoso con el hermético Félix, quien padece una enfermedad cardiaca, pasa la mayor parte del tiempo con su teléfono móvil o escribiendo emails en su laptop.

El atractivo de esta comedia, menor pero al final entretenida, son las situaciones que deberá enfrentar esta pareja/dispareja y su difícil convivencia, durante los 90 minutos de duración de la película. El grave problema, es que a Thompson se le acaba la imaginación en muchas escenas y deja que simplemente basen toda su gracia en el “pedir y dar prestado” de un teléfono móvil.

No es mucho el ingenio que Thompson presume en su primer largometraje. Por alguna razón, deja pasar muchas oportunidades en los que se pudieron dar momentos verdaderamente humorísticos (el teléfono que se va por el retrete). Hay una escena en la que uno no sabe si reír o sentirse mal: en un momento de furia, Félix deja caer un salero en el recipiente en que Rose ha preparado una vinagreta, y ella acaba con el rostro cubierto del aderezo. También pudo haber aprovechado más la comicidad que surge de los imprevistos y malos ratos que las aerolíneas hacen pasar a sus clientes.

La curiosidad por ver a estas estrellas galas juntas por primera vez es mucha, y la experiencia lo vale. No derramarán mucha miel que digamos, en algún momento romántico ni mucho menos. Pero la tosca inocencia que Jean Reno es capaz de transmitir en muchas de sus películas, combinada con la susceptible y triste mirada de Juliette Binoche, creo que se lleva bien después de todo y depara varias sorpresas.

++ Los extras del DVD incluyen, fichas técnicas, filmografías y escenas comentadas.

2 comentarios:

Joel Meza dijo...

Ah, a buscarla. Soy fan de Sergi López.

Àlex Frias dijo...

Me parece que en México está disponible en DVD, en el blockbuster si no me equivoco Joel. Creo que la han llegado a pasar en algún canal de cable también. Saludos!

Páginas vistas en total