jueves, 31 de julio de 2008

ANOTHER WOMAN * * * 1/2

En Another Woman (1988), Woody Allen fue capaz de ofrecer un sensible melodrama femenino, pequeño pero nunca flojo y siempre interesante. Además, sacrificó de alguna manera a su musa y pareja en aquellos años, Mia Farrow, quien aparece en un papel secundario, para darle el protagónico a Gena Rowlands, convirtiéndola en nuestro principal centro de atención.

No hay más que regocijarse en la manera en que logra introducirnos en la mente y dolor emocional del personaje de la Rowlands, a través de sencillos close-ups. Su torturada y solitaria escritora, está pasando por una profunda crisis existencial. De buenas a primeras decide recluirse en un pequeño apartamento de Nueva York, para sumergirse de lleno en su próximo libro. Sin quererlo, la autora se convierte en la depositaria de todas las confesiones que una joven mujer embarazada (Farrow) le dice a su psicólogo en sus terapias, escuchándolo todo por el ducto de ventilación.

Las confesiones íntimas de la paciente, serán el motor para que Marion, nuestra escritora, traductora y especialista en literatura y filosofía alemana, realice todo un examen de conciencia y se replantee su desencantada vida matrimonial junto a su seco marido (Ian Holm), llevando a cabo episódicos viajes a su pasado.

Por supuesto, con Woody Allen estos viajes al pasado de Marion no serán cualquier cosa. Verá su niñez, su juventud y su pasado más reciente en forma de representaciones teatrales, a través de ilusiones y sueños, en los que alterna unas veces con su otra “yo” joven y otras con su “yo” del presente, usando delicadas transiciones que trazan una fina línea entre ambos tiempos. Se funden y parece no haber diferencia entre ellos. Es uno de esos viajes freudianos al pasado que tanto gustan al realizador neoyorquino.

Gena Rowlands ofrece una magnífica actuación, en todo ese vacío y confusión emocional que logra transmitir, en esa tristeza que lleva atrapada por dentro y no logra dejar salir. Está a punto de romper con esas ataduras y llegar a su liberación, justo cuando se de cuenta que, para la joven de las terapias psicológicas, representa una imagen a la que jamás quisiera llegar.

++El filme fue estrenado en Cataluña el 22 de septiembre de 1989, con el título "Una Altra Dona".
++La edición en DVD es muy austera, con tan sólo el tráiler cinematográfico como extra.

2 comentarios:

Bargalloneta dijo...

Crec que és amb aquesta pel.lícula que vaig començar a donar-me compte de qui era Woody Allen i a considerar-lo un director molt interessant. La pel.lícula, la seva història i sobre tot escoltar-la a través de la ventil.lació que hi havia entre els dos pisos van fer que fos una cinta que m'interessés moltíssim a part de descobrir a una grandíssima actriu com és Geena Rowlands que aquí està espectacular!!
salutacions

Àlex Frias dijo...

Ei Mónica! Doncs, per mí va ser amb pelis com Crimes and Misdemeanors, que vaig donar-me compte del gràn potencial dramàtic que, al menys per mi, en Woody va tenir. Ara, es clar, amb pelis més recents, com Match Point o també Cassandra's Dream, encara estic convencut que Allen es un director versàtil, que es sap moure per tota mena de terrenys cinematogràfics. He llegit casi tota la seva obra lliterària i es una meravella també, vol comprar el seu últim llibre!
Salutacions!
Àlex

Páginas vistas en total