jueves, 27 de marzo de 2008

CINE ANIMADO: HEAVY METAL 2000 * * 1/2

Películas animadas del tipo de Heavy Metal 2000 (Canadá-E.U.-Alemania, 2000) difícilmente se verán estrenadas en las pantallas comerciales. Es un tipo de cine de animación alejado de los largometrajes familiares e infantiles, más cercano al público adulto, en el que se puede ver violencia, sangre y algo de erotismo explícito. El título remite inmediatamente a la famosa revista Heavy Metal, conformada por cómics y mini-novelas gráficas de temáticas diversas: desde la ciencia ficción, hasta historias estilo hard- boiled, creadas por distintos autores, exhibiendo una gran variedad de técnicas de ilustración.

El argumento de Heavy Metal 2000 parece extraído de aquella revista, como lo era Heavy Metal (Gerald Potterton, 1981), suerte de película antecesora, en la misma línea de ciencia ficción espacial, erotismo, con mujeres amazónicas de esculturales cuerpos. Dirigida por Michael Coldewey y Michel Lemire, la manufactura visual de Heavy Metal 2000, basada en la novela gráfica The Melting Pot de Simon Bisley y Eric Talbot, es simple y de lo más funcional. Sus contadas escenas atractivas hechan mano de efectos digitales, como ese ataque inicial al planeta desértico, con el que arranca la historia de venganza que llevará a cabo una de las sobrevivientes, Julie (voz de Julie Strain), luego de que una flota de piratas espaciales arrasaran con todo y provocaran la muerte de su padre.

Separada de su hermana al caer prisionera del líder de los atacantes, Tyler (voz de Michael Ironside), la atractiva pero agresiva Julie, iniciará una frenética búsqueda por el espacio junto a uno de los piratas, abandonado por el jefe, pasando por toda una serie de escenarios inspirados en sagas espaciales fílmicas clásicas (Star Wars y Star Trek, por decir algunas) con lugares comúnes (el infaltable bar lleno de escoria espacial), personajes cliché (el alienígena sabio de aire misterioso, una roca parlante como el compañero leal), que acompañarán a Julie en su búsqueda de Tyler, quien usa una fórmula de inmortalidad que lo hace invencible. Julie estará dispuesta a todo con tal de consumar su venganza.

A favor de Coldewey y Lemire, la película no aburre, a pesar de su plano concepto visual, su historia predecible, su villano y prácticamente todos los personajes pobremente construidos. La excepción será la escultural Julie, no nada más por su bien dibujadas líneas, sino por ser el único personaje interesante y bien configurado, en todos los sentidos.

3 comentarios:

Joel Meza dijo...

Buen rescate, Alex. Ví Heavy Metal en su estreno, a la edad apropiada: siendo adolescente preparatoriano. Golosina para las hormonas. ¡Salud!

Àlex Frias dijo...

Venga Joel que uno puede permitirse un pecadillo de vez en cuando ;)

Joel Meza dijo...

Así es, uno conserva la eterna adolescencia. Lo malo es que lo que no conservé es al menos una copia de mis viejas revistas de Heavy Metal... ah, muchas gracias por la promoción al blog, Alex. Saludos.

Páginas vistas en total