sábado, 30 de junio de 2007

EN CARTELERA: STORMBREAKER * *

Stormbreaker (Alemania-E.U.-Reino Unido, 2006), basada en una serie de novelas juveniles escrita por Anthony Horowitz, es el segundo tropiezo del realizador televisivo Geoffrey Sax, luego de su fallido debut con el aburrido filme de suspenso paranormal White Noise (2005). Lo bueno para Sax, es que Stormbreaker es, al menos, mucho más entretenida, a pesar de lo derivativo que resulte ver esta historia de espionaje juvenil, respaldada por una decente producción, escenas de acción más o menos conseguidas, algo de humor y un reparto llamativo aunque algo desperdiciado.

Ambientada en Inglaterra, la trama cuenta cómo Alex Ryder (el desconocido Alex Pettyfer), joven de 14 años, debe tomar un trabajo de espía luego de que se entera que su admirado tío (Ewan McGregor), espía encubierto, ha sido asesinado en plena acción. Alex no sabe la clase de trabajo que hacía su tío, por lo que estará escéptico cuando el jefe del Servicio Secreto (Bill Nighy) lo llame a cumplir la misión de buscar a los asesinos, así como de frustrar los planes que tiene un excéntrico empresario norteamericano (Mickey Rourke, como pez en el agua en su extravagante personaje), para usar el sistema de realidad virtual “Stormbreaker”, inventado por él e infectado con un virus, para eliminar a toda la población infantil británica.

En general, no habrá nada nuevo y que no hayamos visto ya en películas como Spy Kids (Rodríguez 2001/2002/2003). Sin embargo, el problema principal es que la trama se desploma a la mitad luego de un buen inicio, para no resucitar sino hasta la última parte. Por más que Sax y el mismo Horowitz, quien también funge como guionista, tratan de mantenernos enganchados en la historia, el caso es que el asunto del Stormbreaker jamás se siente tan importante y peligroso como quisieran. Al final, nos dará igual si el loco y ridículo personaje de Mickey Rourke, oprime o no el botón que detonará la desgracia.

El joven Alex Pettyfer no tiene el carisma que requiere un nuevo héroe, y si se animan a producir una secuela, ojalá mejore como actor. Y si se animan a meter de nuevo a Alicia Silverstone (¡yo pensaba que ya ni actuaba!), que sea para hacer algo mejor que servir de adorno, dar karatazos tontos y preparar sushi.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total