martes, 22 de mayo de 2012

THE GAME PLAN * *

¿A dónde irá a parar la Disney con películas protagonizadas por The Rock? No a buen puerto, de eso puedo estar seguro. Parece que a los ejecutivos y productores les gusta la fórmula de poner al musculoso luchador en historias donde tenga que lidiar con niños. Race to Witch Mountain (2009), con todo y tener a Ciaran Hinds y a Carla Gugino en el reparto, no funcionó en lo absoluto, con una fallida historia sobre dos niños extraterrestres buscando ayuda para llegar a su nave espacial (¡qué original!). ¿Quién les ayudará? Sí, adivinaron, The Rock. ¿El problema? Los niños son oscos, secos, sin carisma ni química con The Rock. Dwayne "The Rock" Johnson interpreta en The Game Plan (2007) a un jugador profesional de futbol americano. ¿Su reto? Encontrar su lado sensible y paternal gracias a una niña (Maddison Pettis). La niña, un buen día, llega a tocar a la puerta de Joe (The Rock), afirmando ser su hija. El tipo -muy astuto- fingirá demencia. Luego de hacer memoria, con muchos esfuerzos Joe se acordará de la relación que dio fruto a esta niña. 

La niña, lejos de ser adorable, acaba siendo insufrible, con todo y vocecita de pulga. En cine a los niños acabas odiándolos o amándolos. En este caso, la balanza se inclina hacia el otro lado. A los 5-10 minutos no soportas a la niña. Fanático de Elvis, viviendo en un penthouse lleno de lujos y preocupado por su constante imagen ante los medios, Joe verá su vida de cabeza cuando la pequeñita no se ocupe de otra cosa más que de hacerle la existencia de cuadros. El quarterback será tolerante, a pesar de los desastres que cause su hija y de ganarse al bulldog con el que el deportista comparte su vida.

No me cae mal The Rock, siempre y cuando esté debajo del ring de la WWF. En su carrera cinematográfica ha tenido solamente dos personajes: el héroe de acción y el héroe infantil. Ha estado dispuesto a todo, por más humillante que pueda ser (por ejemplo, interpretar al "hada de los dientes" en Tooth Fairy). Aquí es el mismo caso. Los gags no son otra cosa más que ver a Joe sufriendo las travesuras de la chiquilla. Un par de travesuras me lograron sacar alguna risa (la alergia de la canela y la  la espuma de la tina). Sin embargo, son escasos momentos en una película que no es otra cosa más que... una película de The Rock. Un vehículo para que veamos qué tanto puede tolerar, como ponerse mallones y someterse a interpretar a un espíritu del bosque en un espectáculo de ballet. 

Dwayne "The Rock" Johnson jugará al té, peinará muñecas
y soportará mucho más en "The Game Plan".
  

No hay comentarios:

Páginas vistas en total