sábado, 15 de octubre de 2011

THE GOOD NIGHT * * 1/2


Penélope Cruz y Martin Freeman.

Película dirigida por Jake Paltrow, hermano menor de Gwyneth (quien participa en el reparto), que recurre al falso documental para narrarnos la vida de un personaje que no pudo interesarme menos. Martin Freeman (el elegido para interpretar a Bilbo Baggins en The Hobbit), interpreta a Gary, ex miembro de una banda de rock pop que se dedica ahora a componer música para comerciales. Pero este no es su problema, es algo que parece disfrutar. El problema de Gary es que no puede dormir bien, debido a unos sueños lúcidos que tiene con una bella modelo italiana (Penélope Cruz), quien parece encarnar todo lo que sueña (o soñamos) en una mujer. Todo lo opuesto a la problemática relación que lleva con su esposa (Gwyneth Paltrow). Para tratar de descifrar el significado de sus sueños, Gary recurre a la asesoría de un improvisado especialista en la materia (Danny de Vito), al tiempo que su mejor amigo Paul (Simmon Pegg), antiguo compañero en la banda, lleva una exitosa vida profesional y una muy despreocupada relación con las mujeres.

Al final, la película se siente como una especie de terapia de autoayuda. Lo peor es el hecho de que Gary no es interesante como personaje en lo más mínimo. Da tanta pena que hasta duele. Es el primer largometraje de Jake Paltrow, y para dirigir esta clase de historias, en donde la realidad y los sueños parecen fundirse, se necesita mucho más talento, uno más imaginativo y creativo, como Spike Jonze, por ejemplo. Estas historias son atractivas, la mayoría de las veces, más por esa otra realidad, delirante y surrealista, que proponen, que el mundo real. Una parte del filme quiso ser cómica, pero no me reí mucho; la de los sueños quiere ser muy arty pero no me impresionó a tal grado. ¿Y su historia? Cae en lo plano, ya que no trata sobre otra cosa que sobre un pobre tipo que no puede dormir. 

No hay comentarios:

Páginas vistas en total