viernes, 15 de abril de 2011

LADY IN THE WATER * *


Paul Giamatti y Brice Dallas Howard en "Lady in the Water"

En Lady in the Water (2006) M. Night Shyamalan mezcla lo real y lo fantástico, esto último con ciertos toques de cuento infantil. La película tiene como personaje principal al intendente de un edificio, Cleveland Heep (Paul Giamatti), quien, entre otras cosas, se encarga de mantener limpia la piscina. Shyamalan escribió esta historia a partir de un cuento que alguna vez contó a su hijo. Aquí tuvo la oportunidad de ampliarlo, y de alguna manera elaborar la que, podría decirse, es la versión extra oficial que no había escuchado Shyamalan Jr. Una especie de eterea ninfa-sirena llamada Story (irreconocible Brice Dallas Howard), con la apariencia de una semi-diosa griega, encarna lo que Shyamalan describe como una “narf”. Story es encontrada por Cleveland, quien se entera que este misterioso ser habita en el fondo de la piscina, de hecho un portal hacia su mundo, conocido como “El Mundo Azul”, al que esta “narf” busca regresar.

Elementos fantásticos como árboles vivientes, un monstruo lobezno llamado Scrunt, un ser llamado Tartutic, que es una especie de tres simios-dioses que mantienen el equilibrio en “El Mundo Azul”; un pasto mágico que es una arma venenosa, entre otros elementos, forman parte de este universo concebido por Shyamalan. La cosa no suena muy original, ya que todo se siente extraído de “Neverending Story” o incluso “Wizard of Oz”. En este caso, estas criaturas impedirán que Story regrese a su dimensión y permanezca en la triste realidad de los humanos, representado en ese edificio con habitantes variopintos, entre los que se encuentran un crítico de cine (no es broma), una madre asiática y su hija, entre otros.

Ambos mundos estarán irremediablemente relacionados. El destino de cada humano, empezando por Cleveland, estará ligado al de los seres de “El Mundo Azul”. Todo suena muy atractivo, pero si bien la película goza de una soberbia producción y efectos especiales, nada de lo anterior descrito acaba por aterrizar. Por mucho, estamos ante la película menos lograda de Shyamalan, en donde, honestamente, jamás sentí fascinación por ese “Mundo Azul”. Paul Giamatti está magnífico como siempre, y hay personajes por los que me sentí conmovido, aunque el humor que se trata de construir al principio acaba por sentirse bizarro y lejos de ser gracioso. Shyamalan repite al doble los defectos y vicios de sus anteriores películas, además de que la clásica vuelta de tuerca final aquí está ausente

++El DVD y Blu-ray incluyen: "Documental: Reflexiones sobre 'La joven del agua': los personajes, la presentación y el guión", el lugar de rodaje, las criaturas, el aspecto, post-producción y final, tomas falsas, "La joven del agua": un cuento para no dormir, escenas suprimidas, audiciones y tráilers cinematográficos.

2 comentarios:

Joel Meza dijo...

Sólo la quiero ver por Giamatti y la bellísima Bryce Dallas Howard.
Pero le sigo sacando la vuelta, Alex.

Àlex Frias dijo...

Joel, esas fueron mis únicas dos razones para verla. Yo digo: ¡Anímate!

Páginas vistas en total