domingo, 10 de abril de 2011

CHOKE * * *


Anjelica Huston y Sam Rockwell en "Choke".

Desde su actuación en The Green Mile, he tratado de seguir lo más cerca posible la carrera de Sam Rockwell. Un actor gracioso, versátil, con mucho talento, capaz de transmitir un rango de emociones y estados mentales variado. Su trabajo en Choke (2008) se añade a su galería de grandes creaciones, en donde, como rara vez ha sucedido, tiene el protagónico. Nadie como Rockwell para interpretar a Victor Mancini, un adicto al sexo en recuperación, quien mientras eso sucede no titubea un solo segundo en pasarla bien con una compañera en “adictos al sexo anónimos” (Paz de la Huerta, sexy como siempre).

Choke es la adaptación de la novela de Chuck Palahniuk (autor de The Fight Club, también adaptada al cine), debut en la dirección del también actor Clark Gregg, quien hace un cameo interpretando al jefe de Victor en un parque temático sobre los tiempos de la Colonia. Además de ser un adicto al sexo, Victor se dedica a estafar a la gente en restaurantes, fingiendo que se ahoga para recibir ayuda de algún comensal que, con un poco de suerte, le dará dinero de por vida. Esta persona se siente responsable por esa vida que ha salvado. Su madre (Anjelica Huston, maravillosa), está internada en una clínica por sufrir Alzheimer. Con el dinero de sus estafas Victor paga la cuenta del lugar, en donde conoce íntimamente a casi todas las enfermeras.

La película está narrada de una forma arriesgada a través de flashbacks, en donde conocemos la infancia de Victor y las aventuras con su madre, quien antes de su Alzhaimer fue una border que puso en peligro a su hijo en muchas ocasiones. Esta parte de la historia es entrañable, dentro del estilo de un autor como Palahniuk. Por otro lado, Choke es un desenfadado estudio sobre un adicto al sexo, y Victor, según se nos permite ver en sus eróticas imágenes mentales, ha tenido muchas “víctimas”. La más difícil de todas será una atractiva enfermera, Paige (Kelly Macdonald), la cual tendrá una provocadora propuesta para Victor. ¿Será esta la primera vez que Victor baje la guardia y sea capaz de sentir algo más allá de un desenfrenado apetito sexual?

El trabajo de Clark Gregg no es muy consistente, ni redondo. Mientras uno ve Choke, la historia recuerda los temas de Wes Anderson. Sería interesante ver qué hubiera logrado Anderson con una historia así, sobre familias disfuncionales. La parte cómica no es tan graciosa, en específico, las escenas del parque temático, fuera de lo ligeramente humorístico que es la forma arcaica que usan para hablar y ambientar el parque. Fuera de eso, la película es rescatable por su humor sexual, que roza lo cáustico y lo políticamente incorrecto (la escena de la lunática sadomasoquista es hilarante). La narración llega a ser un juego mental, entre el pasado y presente. Lo mejor es que no depende enteramente de los flashbacks, sino que en el tiempo presente los personajes acabaron interesándome. Es la búsqueda de Victor en su pasado por su infancia perdida, aunque también su probable recuperación de la adicción al sexo.

En resumen, son notorios los esfuerzos de Gregg por hacer que el filme funcione lo mejor posible, por mantener todas las piezas unidas en su trabajo. Sin embargo, el reparto y sus actuaciones son tan eficaces, y su giro final inesperado, que la película es conmovedora en una forma muy retorcida.

++Disponible únicamente en DVD. Los extras incluyen comentario en audio del director, guionista, y actor Clark Gregg, y del actor Sam Rockwell, 5 escenas eliminadas, tomas falsas y 5 Documentales.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total