jueves, 28 de octubre de 2010

HOODWINKED * * * 1/2

Todos serán sospechosos en esta muy particular versión de "Caperucita Roja"

Conforme suceden los gags y los diálogos hacen reír con su sencilla y efectiva comicidad, es evidente que en Hoodwinked (2005), un pequeño filme animado con sus “armas ocultas”, acaba pesando más la influencia paródica de los cuentos de hadas iniciada por Shreck.

Dirigida por los desconocidos hermanos Cory y Todd Edwards, ocasionales actores que debutan en la realización (al menos Cory) con una cinta animada de bajo presupuesto. No la respalda la sofisticada tecnología de la Pixar, Dreamworks, la Disney, etc, pero resulta lo suficientemente divertida como para, creo yo, hacer pasar a los niños (y adultos) un rato agradable. La película no tiene otra pretensión que entretener, al ver cómo los realizadores juegan un poco con el clásico cuento “La Caperucita Roja”, de los Hermanos Grimm.

Lo más interesante de esta versión, es su formato de historia detectivesca “wudunit” a lo Agatha Christie, partiendo desde donde el cuento original finaliza: la llegada del leñador para salvar a Caperucita de ser devorada por el lobo. Sin embargo, en la cinta de los Edwards hay un giro descomunal en medio de todo este climax, la llegada de la policia a investigar qué ha pasado con la abuela (voz de Glenn Close), desaparecida de la “escena del crimen” con su famoso libro de recetas.

Un sapo investigador, a lo Hercule Poirot, reunirá a Caperucita (voz de Anne Hathaway), al leñador (voz de James Belushi), y al lobo (voz de Patrick Warburton), para que cada uno narre su versión de los hechos antes de que llegaran a la casa de la abuela. Quien haya visto “Rashomon”, sabrá de lo que hablo. Escrita por los mismos Edwards, la película estará dividida en 3 partes, es decir, las tres historias que, irremediablemente, estarán relacionadas entre sí. Las historias están ambientadas en el bosque, como espacio donde ocurrirán alocadas tragedias y escenas con mucha acción, con un logrado timing, como aquella del mencionado encuentro en la casa de la abuela, o el vertiginoso viaje por la montaña, que culmina en un viaje en “paracaídas” por las nubes.

Hoodwinked es un buen entretenimiento, que se encargó de hacerme reír durante un tiempo nada pesado (1 hora y 20 minutos), que aguantan los niños y sus padres sin mucho problema. Por supuesto, hay algunos puntos en contra, como el hecho de que los pequeños no entiendan muchos de las bromas y parodias, quedando esto más para el disfrute de los adolescentes y adultos. Visualmente, la película tiene partes muy limitadas, en los que parece que estamos frente a un videojuego infantil del “Wii” o algo parecido. Pero bueno, su punto a favor, además de su comicidad, es el intento de sacar provecho lo mejor posible a una tecnología no tan sofisticada. Y vaya que los Edwards lo consiguen.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total