miércoles, 15 de septiembre de 2010

FAST FOOD NATION * * * *

"Fast Food Nation" hace conciencia sobre la dudosa calidad de la "comida rápida"
y la situación de los inmigrantes ilegales en E.U. 
No puedo negarlo, me gustan las hamburguesas. Es uno de esos placeres culpables que no se pueden negar. Si uno lo piensa, bien preparada una hamburguesa puede ser, incluso, nutritiva. Sin embargo, ver Fast Food Nation (2006), me hizo pensar volver a comer una hamburguesa. No sé, quizás vuelva a hacerlo, para qué me engaño. Como dice Bruce Willis, en una de las líneas que dice en su breve aparición: “Todos comemos un poco de mi... sin darnos cuenta”. Y lo dice literalmente.

Fast Food Nation intenta hacer conciencia de dos problemas, y los presenta uno ligado al otro: la total falta de higiene en las procesadoras de carne en E.U., y la inmigración ilegal de mexicanos hacia el país del norte. ¿Cuál es la relación entre uno y otro problema? Las procesadoras de carne, según la película, contratan a inmigrantes ilegales. En estas procesadoras se acelera tanto el proceso de producción, que no se tiene cuidado durante la limpieza de la carne. En el proceso de desangrar y retirar los órganos de la res recién sacrificada, se va un poco de excremento a la carne, a punto de ser molida, congelada y distribuida a los restaurantes y franquicias de hamburguesas.

La película está basada en el libro de Eric Schlosser (quien contribuye como guionista), en donde cuenta cómo luego de haber comido hamburguesas toda su vida, un día, simplemente, decidió parar y pensar un poco en lo que estaba comiendo. Su libro es un documento que pretende hacer conciencia sobre la comida rápida y los hábitos alimenticios de los norteamericanos, que no son muy diferentes de los de otros países. No hay referencia a ninguna marca de hamburguesas conocida, aunque en un par de escenas podemos ver un McDonald’s al fondo. El restaurante que sirve de escenario es el ficticio “Mickey’s”, envuelto en un posible escándalo por la dudosa calidad de la carne que utiliza en sus hamburguesas.

Son varias las historias contadas en Fast Food Nation, muchos los personajes que las protagonizan, y que acaban, de alguna manera, relacionados entre sí. El director de marketing de Mickey’s (Greg Kinnear), inventor de la “Big One”, volará hasta la procesadora de carne para verificar si los rumores son ciertos, así como que todo se haga bajo los más altos estándares de limpieza. Dicha procesadora de carne contrata numerosos inmigrantes ilegales, en áreas donde se trabaja con peligrosas máquinas cortadoras, o se tiene que cortar carne manualmente a gran velocidad. Dos hermanas serán el centro de esta historia (la mexicana Ana Claudia Talancón y la colombiana Catalina Sandino Moreno), una de ellas trabajando en la procesadora y la otra limpiando habitaciones en un hotel.

No podría faltar Ethan Hawke en una película de Linklater, interpretando a un tipo con ideas subversivas y revolucionarias, que influirá en su sobrina (Ashley Johnson) para que deje su trabajo como cajera en Mickey’s y haga un cambio en su vida. Hay pequeñas actuaciones de Kris Kristofferson, Patricia Arquette y Luis Guzmán. No tenemos ningún ejercicio pretencioso y absurdo como el que vimos en el documental Super Size Me, sino una película que, si bien tiene muchas tramas y subtramas, al final todo tiene sentido. La película no tiene otra pretensión más que ponerte a pensar como consumidor.

Al final, es un circulo vicioso del cual todos formamos parte. ¿Qué pasaría si una de estas procesadoras cerrara? Muchos inmigrantes se quedarían sin una fuente de trabajo, con todo y lo explotados que son ahí. Esta es una película atípica de Linklater, pero realizada con el desenfado que lo caracteriza. No se toma tan en serio como uno esperaría, y cada una de las historias nos enganchan e interesan irremediablemente.

++ El DVD incluye extras como el trailer, el detrás de cámaras "Preparando Fast Food Nation" (Cómo se hizo), ficha artística, ficha técnica y filmografías selectas. El DVD región 1 tiene además cortos animados, en los que se hace una parodia de "Matrix", protagonizados por un cerdo, un pollo y una res, en un recorrido por granjas y procesadoras de carne.  

No hay comentarios:

Páginas vistas en total