martes, 24 de agosto de 2010

HOLLYWOODLAND * * * 1/2

Ben Affleck resulta convincente en su interpretación de George Reeves en "Hollywoodland"




 La muerte del actor George Reeves sigue envuelta de misterio. El tema salió a la luz gracias al estreno de Superman Returns (2006), personaje que Reeves inmortalizó en la pantalla chica en la teleserie “Adventures of Superman”, con 6 temporadas y transmitida de 1951 a 1958.

Hollywoodland (2006) le sigue dando vigencia al tema de la muerte de Reeves, quien fuera encontrado en su residencia de Beverly Hills con un tiro en la cabeza, en 1959. La policia concluyó, sin mucha investigación de por medio, que la causa de la muerte fue un suicidio. Hubo muchas razones para pensarlo así. Reeves había intentado suicidarse tiempo atrás, y tenía tendencias depresivas, originadas por la frustración de no poder convertirse en el gran actor que siempre quiso ser.

Actor secundario en Gone with the Wind (1939) y From Here to Eternity (1954), Reeves (interpretado convincentemente por Ben Affleck) acabó encasillado en el personaje de Superman y, con ello, en el imaginario colectivo infantil de esa época. Dirigida por el realizador televisivo Allen Coulter, en parte la película es la historia detrás del programa, narrada en un clásico formato de film noir, donde la hipótesis sobre que Reeves fue asesinado no parece tan descabellada.

Como todo buen film noir, tendremos a un detective, Louis Simo (Adrien Brody), divorciado e intentando acercarse a su hijo, quien se encuentra deprimido, como tantos otros niños, por la muerte del héroe televisivo. Simo se obsesiona con el caso, sospechando de un crimen urdido desde las más altas esferas de Hollywood, debido al sonado romance de Reeves con Tony Mannix (Diane Lane), la joven esposa del presidente de la MGM, Eddie Mannix (Bob Hoskins).

El filme reconstruye tres versiones distintas de lo que pudo haber ocurrido en la habitación de Reeves. Simo, en el transcurso de su investigación, ira descubriendo grandes paralelismos entre su vida de pobrediablezco detective, y la de un Reeves desangelado, sin mucho talento y al que siempre le quedó grande el traje de Superman e imagen de héroe infantil. Reeves nunca supo llevar bien la fama, como se muestra en un par de escenas: aquella en la que Reeves cae en el set por una falla en los cables que lo elevaban, y en la que un niño disfrazado de vaquero le apunta con una pistola, para ver si en verdad las balas le rebotarán.

En el momento de su estreno, me di a la tarea de revisar algunos capítulos de la serie Superman. Comprobé algo que el filme demuestra sin mucha dificultad: Reeves era un actor tan gris, que ni como Superman conseguía exhibir alguna cualidad notable, ayudado más por los efectos especiales y la admiración de los niños.

Fotografiada con un buen efecto Technicolor por Jonathan Freeman, Hollywoodland es un relato pequeño, sencillo y con sus imperfecciones, en el que se toca nuevamente ese lado obscuro y no tan conocido del Hollywood clásico, con mejores ejemplos en L.A. Confidential y The Black Dahlia, con su implacable sistema contra el cual Simo intentará luchar en su búsqueda por la verdad.

++El DVD contiene de extras: "Recreando Hollywoodland", "Detrás de los titulares", "Hollywood ahora y entonces", comentarios del director Allen Coulter y escenas eliminadas.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total