lunes, 26 de julio de 2010

PONYO * * * *

Hayao Miyazaki se inspira en el cuento de "La Sirenita" para crear una historia de amor infantil en "Ponyo".




¿Dejará alguna vez de sorprendernos Hayao Miyazaki, como el genio que es de la animación japonesa? ¿Su desbordante imaginación tiene límites? Si bien Ponyo (2008) no ha estado a la altura de sus anteriores trabajos, como El Viaje de Chihiro (2001) o Howl’s Moving Castle (2004), Miyazaki sigue dejando patente su maestría técnica, la fidelidad a sus temas, así como su capacidad para conmover. Ponyo es un trabajo más digerible y que puede ser disfrutado por audiencias infantiles sin muchos problemas, mientras que para los adultos su historia de amor infantil acaba siendo irresistible.

En México la película tuvo un título fallido: “El Secreto de la Sirenita”. Antes de seguir, vale aclarar que Ponyo (voz de Yuria Nara) no es una sirena sino un pez, que por obra de pócimas mágicas preparadas por su padre, Fujimoto (Joji Tokoro) y por haber probado una gota de sangre humana, acaba convertida en niña. Lo único que ha hecho Miyazaki es tomar como referencia el cuento clásico de Hans Christian Andersen, “La Sirenita”, y convertirlo en una historia de amor infantil, cargada de magia y, no podía faltar, el acostumbrado mensaje ecologista del realizador. Aquí se trata de crear consciencia sobre la contaminación marina, y la primera vez que Ponyo entra en contacto con el pequeño Soske (voz de Hiroki Doi) será accidental, al ser arrastrada por un montón de basura desde el fondo del mar.

Algo que caracteriza esta película de Miyazaki, es que resulta notoria su total despreocupación por alcanzar la perfección. Visualmente, Ponyo parece más cercana a sus primeras películas, como Mi Vecino Totoro, más dirigidas a un público infantil de entre 5 y 10 años. La manufactura visual de Ponyo, en ocasiones, luce rudimentaria. Ciertos dibujos están más cercanos a un bosquejo, las expresiones de ciertos personajes no son tan perfectas. Pero Ponyo, como película, es lo que es. Estas imperfecciones es lo que le da su personalidad.

Basta ver la enorme secuencia del tifón. Desde un punto de vista visual tal vez no sea tan perfecta, ni se ha recurrido a efectos digitales, y las olas tal vez se noten desproporcionadas. Pero su conceptualización es impresionante, de un clímax creciente. Un diluvio amenaza a una pequeña población en la costa de Japón, mientras Ponyo se encuentra prácticamente surfeando sobre inmensas olas con forma de pez; persiguiendo a Soske y a su mamá, Lisa (voz de Tomoko Yamaguchi), quienes van en un pequeño coche por la carretera. La escena es conmovedora e impresionante al mismo tiempo.

Soske es un niño de 5 años, quien vive con su mamá. Lisa trabaja en un asilo de ancianos, mientras Soske lleva una vida tranquila en la escuela. Su vida cambiará drásticamente cuando Ponyo llegue, primero, como un pez dorado, al que cuidará dentro de una pequeña cubeta. Luego, cuando por diversas circunstancias se separen, Ponyo regrese transformada en niña, dispuesta a quedarse junto a Soske.

Aunque Soske es un niño simpático, quien termina robándose la película es Ponyo, una niña mágica, superdotada, llena de energía en más de un sentido (es capa de hacer funcionar aparatos eléctricos) y le encanta el jamón. Hay un par de escenas estremecedoras, en donde vemos cómo Ponyo pierde la consciencia, parece que morirá, porque la ahora niña tendrá sus limites para vivir fuera del océano. La presencia de Ponyo fuera del océano, no nada más ha causado estos fenómenos meteorológicos, sino que la Luna se haya acercado a la Tierra demasiado y provocado que la marea suba descomunalmente, sumergiendo al pueblo entero. La madre de Ponyo es una diosa peliroja, llamada la “Madre del Óceano” (voz de Yuki Amami), y su presentación en la película es por igual impresionante.

Ponyo viene a engrosar la galería de personajes femeninos en la filmografía de Miyazaki, la mayoria de ellos heróicos, y otros destinados a vivir aventuras, como Chihiro o la misma Ponyo. Pero Ponyo es una especie de niña semidiosa, que se ha escapado del Olimpo para conocer el mundo de los mortales. El sacrificio que hace para estar junto a Soske será encantador.

++Disponible en DVD, Blu-ray y una edición especial en estuche metálico. Esta última tan sólo contiene de extras el trailer cinematográfico y la letra del tema musical para ser cantado en karaoke.

++En la versión en inglés participaron artistas del calibre de Cate Blanchett, Liam Neeson, Matt Damon y Tina Fey.

1 comentario:

Joel Meza dijo...

Una película hermosísima. COncuerdo contigo, Alex, en cuanto al diseño de producción, rudimentario a propósito pero que le da una belleza peculiar. Algo curioso: mis hijos vieron primero Ponyo, que creí más apropiada para ellos (5 y 3 años) y luego El Viaje de Chihiro. Si bien mi hijo entendió perfectamente a Sosuke, sus aventuras y sus motivaciones (qué bien calibrada la edad de Sosuke, por cierto), cuando vieron El Viaje de Chihiro, quedaron atrapados por lo enigmático de la historia y se ha convertido en su favorita a la fecha. Ambos le siguen dando vuelta a la historia y siguen haciéndose preguntas sobre los distintos personajes y situaciones en Chihiro. Debo conseguir Ponyo en DVD pronto, para que la vuelvan a ver y comparen.

Páginas vistas en total