viernes, 16 de julio de 2010

CIRQUE DU FREAK: THE VAMPIRE'S ASSISTANT * * 1/2

¿Tom Waits? No, es John C. Reilly, junto a Salma Hayek en "Cirque du Freak: The Vampire's Assistant".

La primera hora de Cirque du Freak: The Vampire’s Assistant (2009), es lo que más vale la pena en esta primera aproximación al cine de la serie de 12 libros del mismo título, escrita por Darren Shan. ¿Las razones? Para empezar , su secuencia de créditos es genial, una animación que parece creada para un filme de Tim Burton. Después, la presentación de su protagonista, Darren (Chris Massoglia), como un adolescente lidiando con su estresante vida familiar, y la atractiva introducción de una surrealista galería de freaks en un circo ambulante. Por últmo, hay una lucha entre dos líderes vampiros, el “bueno”, Larten Crepsley (John C. Reilly) y el “malo”, Marlaugh (Ray Stevenson), en un cementerio, usando las lápidas de todas formas imaginables. Todo esto parece prometer una película entretenida y plena de humor negro. Por desgracia no es así, o al menos para mí no funcionó así del todo.

Por alguna razón, la cual se debe a un guión demasiado blando en su segunda mitad, esta adaptación del libro “The Vampire’s Assistant” se torna aburrida justo cuando no debería. Me refiero a la parte en que la historia se atora en el campamento del circo, encabezado por un gigante (Ken Watanabe). Hay un par de detalles que hubieran podido explotarse más: ese romance entre Darren y una “niña mono” (Jessica Carlson), y el carisma de uno de los freaks, Evra el “chico serpiente” (Patrick Fugit), de piel escamosa y que si lo saludas te deja una substancia pegajosa que te causa comezón.

Darren y su amigo Steve (Josh Hutcherson), este último un experto en todo lo relacionado con vampiros, visitan el Cirque du Freak, en donde descubrirán toda clase de fenomenos, desde un “hombre lobo” (que parece más un hombre mandril), hasta una gitana barbuda, Madame Truska (Salma Hayek). Pero el que más les llama la atención, es el entrenador y “encantador” de una araña enorme. Darren, cual Peter Parker, se sentirá atraído por la araña al ser él mismo un amante de estos insectos, mientras Steve reconocerá en ese hombre a un antiguo líder vampiro, Larten.

No pasará mucho para que ambos se metan en dificultades, y conozcan a Gavner Purl, interpretado por un también desperdiciado Willem Dafoe. Darren tendrá que hacer un pacto con Larten, con tal de obtener el antídoto que puede salvar a Steve de la picadura de la araña: convertirse en su asistente-aprendiz. ¿Cómo? Aceptar transformarse en “medio vampiro”.

Uno podría pensar que ha habido un miscast de John C. Reilly, al darle el papel de un vampiro. Pero para ser sincero, con su look de primo hermano de Tom Waits, Reilly hace un gran trabajo interpretando al vampiro Larten. En su papel de maestro-protector de Darren, Reilly es muy convincente, sin necesidad de mostrar colmillos sangrientos. Y es que Larten es de los vampiros que no matan a sus víctimas, sólo las duermen sedándolos y toman la sangre necesaria para alimentarse. Contrario a la otra mitad de vampiros malos, los vampeze, encabezados por un pelón de anteojos y traje impecable.

Dirigida por Paul Weitz (American Pie, About a Boy), al ser la adaptación de unos libros que son casi tan famosos como la serie de Harry Potter, y con una manufactura tim-burtoniana, The Vampire’s Assistant es de esas películas que se siente debieron haber estado mejor. Los efectos especiales son buenos, y hay unos “fenómenos” interesantes además de Evra, como la chica que regenera cualquiera de sus extremidades mutiladas. Otros no son tan simpáticos como quisieran, como esas criaturitas encapuchadas, especie de minizombies (al final se nos revela qué son realmente, no se impaciente). El problema es que la película es aburrida hasta para niños (¿será para niños?) y además, Chris Massoglia es tan buen actor como yo un genio de la física nuclear.

++Lo mejor: su secuencia de créditos y lo sorprendentemente original que resulta John C. Reilly como vampiro.
++Lo peor: Que está llena de buenas ideas desperdiciadas.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total