lunes, 5 de abril de 2010

PERFUME: THE STORY OF A MURDERER * * * 1/2

Ben Winshaw en una notable interpretación de Jean -Baptiste Grenuille, en la primera adaptación al cine de la novela "Perfume".





Perfume: The Story of a Murderer (2006), bestseller escrito por el germano Patrick Süskind en 1985, pedía a gritos ser adaptada al cine. La tarea parecía imposible, nada más por el hecho de traducir en imágenes la gama de sensaciones olfativas descritas en la novela. La historia trata sobre un chico deforme, nacido en la miseria y en los ambientes insalubres de un mercado en la Francia del siglo XVIII, con un desarrollado sentido del olfato. Este don le permite a Jean-Baptiste Grenouille (Ben Wishaw), el protagonista en cuestión, percibir y memorizar olores a kilómetros de distancia.

El realizador germano Tom Tykwer echa mano de todos los recursos técnicos a su alcance (un buen montaje, efectos digitales nada ostentosos pero atractivos, así como una notable fotografía y diseño de arte), para transmitirnos ese mundo de olores y atmósferas olfativas presentado en la novela. Como en el Oliver Twist de Dickens, Jean-Baptiste Grenouille, luego de ser abandonado por su madre siendo un bebé, sufrirá los maltratos y el desprecio de todos a su alrededor en un orfanato, mientras descubre su entorno a través de los aromas que percibe. Jean-Baptiste descubrirá su verdadero destino al convertirse en el aprendiz de un famoso perfumista italiano, Giuseppe Baldini (Dustin Hoffman, magnífico), sorprendido ante la capacidad de aquel para crear perfumes basándose nada más en su memoria olfativa.

Los problemas para Jean Baptiste comenzarán cuando las enseñanzas de Baldini le dejen la inquietud experimental por saber si se puede extraer el olor de una mujer y conservarlo permanentemente en un perfume.

Abriendo con una agradable narración de John Hurt, el filme es una adaptación casi fiel del libro. No es fiel en el sentido de adaptar el libro página por página, sino que, si pasamos por alto el detalle de que Ben Wishaw físicamente está muy lejos de ser el deforme Grenouille descrito por Süskind, Tykwer sigue al pie de la letra la estupenda construcción del personaje, sus dilemas y tormentos. Incluso, la buena actuación de Winshaw queda patente con ese crucial descubrimiento que Jean Baptiste hace de sí mismo, tan traumático para él que será como si no tuviera alma.

Desde el punto de vista formal, la cinta es irreprochable. De ser un conmovedor relato sobre un inadaptado que no sabe cómo controlar y usar su excepcional don, la película se convierte en una fascinante historia de suspenso. Jean Baptiste se trastoca en una suerte de asesino serial, caído en una imparable y delirante locura megalomaniaca, con tal de lograr su creación maestra, encontrar su lugar en el mundo y sentir que existe.

Con locaciones en Cataluña, Francia y Alemania, esta adaptación de la novela de Süskind creo que tuvo su punto flojo en la recreación de la parte final, vista erróneamente como una gran orgía filmada en una gran locación. De todas formas, vale la pena ver en pantalla grande a uno de los “monstruos” más entrañables de la literatura moderna.

++Disponible en una edición especial de 2 discos, Blue Ray, HD-DVD, y una edición especial de 3 discos. Esta último contiene de extras: fichas, biofilmografías, spots, galería de fotografías, "Cómo se hizo", entrevistas, "Cómo se hizo: Los Extras y La Fura dels Baus" e imágenes de rodaje. Esto nada más en el disco 2. El tercer disco contiene: "Del libro a la película", escenas de localizaciones, "El trabajo del director de fotografía", las mezclas, presentación y rueda de prensa.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total