martes, 20 de abril de 2010

EL CARTEL

FROM PARIS WITH LOVE * * * *
(y * * * * para los carteles teaser)
Aunque no he visto "From Paris with Love", no parece ser más que un thriller palomero medianamente visible, producido nada menos que por Luc Besson. Sin embargo, sus carteles son de lo más destacado esta semana. El cartel del estreno, es una atractiva y funcional combinación de tipografías de diversos tamaños y fotografías en blanco y negro. A través de una composición equilibrada, Dimitri Simon, diseñador del cartel (autor del cartel de Banlieu 13), consigue agrupar numerosos elementos en un espacio relativamente reducido, en este caso una columna. La imagen más impactante es la del revolver apuntando al espectador, sostenida por John Travolta, mientras que , del lado izquierdo, Johnathan Rhys Meyers nos da la espalda. De hecho, la composición, realizada a través de un fotomontaje de los retratos, le da un efecto tridimensional al conjunto. Todo tiene profundidad de campo, todo luce nítido, gracias a la manipulación digital, por supuesto. Pero el efecto es logrado. Me gusta como cartel para un thriller. Es cierto, recurre, aunque sea un poco, a imágenes cliché de acción (ese coche explotando en el aire) y a la imagen cliché de la Torre Eiffel para comunicarnos en dónde se ubica la trama, pero es un cartel con una propuesta estética interesante. No cualquiera se arriesga con el blanco y negro en un cartel para un filme de acción, con múltiples texturas que le dan al trabajo una sensación desgastada y urbana. No tenemos la clásica tipografía de textura metálica y voluminosa de carteles hollywoodenses, sino una de diseño simple, que juega con múltiples escalas y varios colores. Otro aspecto audaz, es colocar los créditos del lado derecho del formato, de costado, y que hace imposible su lectura a menos que inclinemos la cabeza.

Los carteles teaser son estupendos también. Hay unos diseñados por el despacho Ignition Print fenomenales. Son igualmente tipográficos, y los elementos fotográficos pasan a segundo plano, a merced del diseño tipográfico. En dos carteles (dedicados a los dos personajes), el título del filme, inclinado para dar un efecto dinámico, abarca todo el formato. La gran mancha de sangre es un punto de tensión visual que se utiliza, además, como la “O” de “Love”, y para colocar el retrato del personaje dentro, en blanco y negro. La foto continua dentro de la tipografía, en una estrategia minimalista que fusiona imagen y fotografía de una manera genial. Ignition Print apostó por el minimalismo y la estética limpia del blanco y negro en otro par de magníficos carteles. Uno transforma el cañón de un revolver en la Torre Eiffel, con una mínima información escrita. Otro (que atribuyo también al mismo despacho) también utiliza un revolver como un original soporte de elementos, en este caso, un paisaje, silueteado y en alto contraste, de París. Los personajes incluso caminan sobre el revolver, el cual sirve también como soporte para el título.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total