domingo, 13 de diciembre de 2009

EL CARTEL

WHAT JUST HAPPENED * * * 1/2
Existen varias versiones del cartel de What Just happened. El japonés, por ejemplo, agrega varios quotes (al menos eso creo que son), y un par de imágenes, tanto de Sean Penn como de Bruce Willis, sobre el fondo. Por su parte, el cartel español modifica completamente el fondo, al ponerlo de color blanco y con los créditos de los actores en forma ondulante alrededor del retrato de Robert De Niro. De alguna forma le imprimen más tensión al gesto calculador que exhibe. Y lo curioso, es que elimina ese boleto de cine que lleva pegado en la boca, evidentemente, hecho por fotomontaje. Diseñado por el despacho Crew Creative Advertasing, el cartel original es mejor y mucho más “limpio” gráficamente hablando. Lo mejor, es que a pesar de ser un cartel seco y frío, empezando por el gesto de Robert De Niro, creo que la simple diferencia la marca esa entrada de cine que lleva en la boca, y que lleva impreso “Admit Nothing”. Dicho elemento le imprime al cartel un aire tragicómico, que te despierta la curiosidad por ver la película. No necesitas ni siquiera leer una sinopsis, para darte cuenta que se trata de una historia relacionada con Hollywood, las películas y sus entretelones. Ahora, la fría paleta azulada se encuentra en casi todo el cartel, desde el fondo hasta la camisa de De Niro, e incluso, en casi la totalidad de la tipografía. Ayuda a remarcar ese tono tragicómico antes mencionado. Todo esto en el cartel español ha sido eliminado. Igual y pensaron que entre más y mejor se viera el rostro de De Niro, resultaría mucho mejor y más vendible el cartel. El tagline es muy sugerente: “In Hollywood, everyone can hear you scream” (En Hollywood, todos pueden escucharte gritar).




ARMORED * * * * 1/2
Vamos ahora con otro de los mejores y más interesantes carteles de la semana. El cartel de Armored atrapó mi atención desde el principio. En primer lugar, por ese inusual y arriesgado punto de vista cenital que maneja. La composición es perfecta, una especie de “triángulo invertido”. En la parte de abajo un camión blindado, con algunos billetes saliendo de la puerta abierta; en la parte de arriba un grupo de asaltantes: un ladrón en cada lado sostiene una escopeta hacia el centro, en donde vemos... el revolver del líder. Esta lectura del cartel nos lleva del revolver al tagline “To Protect and Serve Yourself”. Diseñado por el despacho The Arterie, el cartel te transmite de inmediato la sensación de thriller urbano. Como fondo queda, irremediablemente, el asfalto de la calle, lo que le da al cartel unas texturas atractivas en conjunto, con las sombras que proyectan los demás elementos, lo que le da una serie de tonalidades muy interesantes. El cartel nos hace testigos directos del asalto, desde un punto de vista algo vertiginoso. Nos sentimos ocultos ante la mirada de los asaltantes. En resumen, un cartel gráficamente genial y, al mismo tiempo, atractivo comercialmente. Remata con una tipografía metálica inclinada estupenda, que nos recuerda el tema al que hace alusión el título de la película, al camión “blindado”. Sin duda, mucho mejor que el otro cartel, más convencional, con los personajes agrupados frente a un camión blindado, posando de frente, que fue usado en España.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total