domingo, 29 de noviembre de 2009

EL CARTEL

AWAY WE GO * * * *
No ha tenido una gran respuesta de la crítica como ha sucedido con sus anteriores películas, pero el cartel de la nueva película de Sam Mendes, “Away we go”, merece una revisión. El cartel lleva su informal propuesta visual a su máxima expresión. Es un cartel donde no se vislumbra el más mínimo trabajo digital, que debe tenerlo, por supuesto, pero lo genial es que lo sabe disfrazar magníficamente. El cartel parece hecho completamente a mano, con rústicas técnicas de fotomontaje y de dibujo, poco más de lo que parecía un simple bocetaje. Con ese fondo dibujado a mano y con un dejo infantil bastante agradable, la idea es simbolizar los anhelos de un joven matrimonio, con la mujer embarazada. De hecho, el blanco y negro de las fotografías señala un aire nostálgico a todo el conjunto, y el retrazo a pluma que tienen las líneas principales de los personajes, le da otro aire muy singular al cartel: aquel de un niño jugando con las fotografías. En cuanto a la tipografía, me gustó el trabajar un estilo con volumen tridimensional, en esa clase de letras que uno siempre gusta de dibujar en pedazos de papel o en cuadernos. En resumen, un cartel del cual adivinas de inmediato que se trata de una película independiente, y que te trasmite un aire de inocencia y sencillez propios de una comedia romántica.

NEW MOON *
Los carteles que se han producido para New Moon me han parecido una simplonería. No hay ninguna muestra de originalidad, y mucho menos, creatividad. Inmediatamente se nota que se ha querido copiar a los carteles de Harry Potter, y al menos en este cartel que he elegido por ser el que más se ha popularizado, la disposición de los personajes es muy similar al de la última película de Harry Potter. Sin embargo, el cartel de Half-blood Prince me parece una obra maestra comparado con el de New Moon. El fotomontaje es de lo más elemental, y toda se limita a colocar de fondo una enorme Luna, con las nubes obscuras de rigor atravesándola, y abajo una fortaleza en una perspectiva muy forzada, que difícilmente se acopla con los demás elementos. Lo que me extraña, es que está diseñado por The Cimarron Group, un despacho que ha producido muy buenos carteles para películas como Syriana, War of the Worlds, Mr. Brooks, la nueva producción animada de Astro Boy, etc. Un cartel tan poco inspirado como éste, difícilmente me invita a ver la película. Si acaso, lo más inspirado es el diseño tipográfico de su título, todo en minúsculas con líneas en forma de cruz atravezándolo, con una pequeña Luna como soporte.


XTREMS * * * 1/2

Finalmente, el cartel de la nueva película de Abel Folk, Xtrems, que me ha parecido una pieza muy rescatable, en especial, por su composición. Me gustó la manera de solucionar la colocación de varios retratos en forma horizontal y compactándolos, de tal forma que no se nota en absoluto saturado. Los nombres de los actores y actrices están colocados con el apellido en línea vertical y el nombre en horizontal. Es un cartel con un diseño elegante, que de todas formas sabe transmitir la idea de una película cargada de personajes e historias psicológicamente complejos. El espacio de las sillas formadas en círculo, dentro una habitación limpia y casi vacía, es intrigante, y sirve para enmarcar el título de la película. Lo mejor, además, es la elección cromática, en esa paleta de tonos amarillos y sepias que se ha elegido. Da una sensación de neutralidad emocional y algo también de documental. En resumen, un cartel interesante y que no pasa inadvertido.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total