martes, 2 de diciembre de 2008

QUANTUM OF SOLACE * * * *



¡DEJA A UNO VIVO JAMES! Daniel Craig repite como James Bond .

Casino Royale (2006) estuvo mucho mejor que Quantum of Solace (2008), la más reciente película del agente 007, James Bond; segunda con Daniel Craig interpretando al icónico personaje. Craig trajo un Bond más vulnerable desde el primer filme,  pero al mismo tiempo, de personalidad más dura, fría, con poco o casi nada de humor, a diferencia de anteriores interpretaciones del 007. Es un totalmente nuevo James Bond, que en lo personal no me desagrada, aunque tampoco me entusiasma tanto como los Bond de Sean Connery o Roger Moore. Sin embargo, admiro mucho el trabajo que ha hecho Daniel Craig; el haber pasado la dura prueba de encarnar al espía más famoso en la historia del cine.

Quantum of Solace es un buen thriller palomero, con excelentes escenas de acción, guapas chicas y que hace de lo inverosímil un disfrute extra. Es una película relajada, sin muchas pretensiones. Algo que admiré en la realización de Marc Foster (quien luego de Monster Ball, y Kite Runner, dirige su primer filme de acción), es la edición, así como los múltiples puntos de vista desde los cuales nos presenta persecuciones y peleas.

La acción se traslada a unas no tan exóticas ni folklóricas tierras latinoamericanas de Bolivia. Bond debe desenmascarar a un excéntrico millonario francés (Mathieu Amalric), cabeza de una organización supuestamente ambientalista, “Quantum”, la cual busca hacer negocios a costa de los recursos naturales. Entre las fechorías del jefe de "Quantum" están, por ejemplo, el cortar a la gente pobre su de por si escaso suministro de agua, todo en complicidad con el propio presidente boliviano, (el mexicano Joaquín Cosío), quien es, en resumen, el prototípico dictador latinoamericano. Por otro lado, James todavía lleva encima el tormentoso recuerdo de la traición y muerte de su amada en Casino Royale, buscando venganza. El detective italiano Rene Mathis (Giancarlo Gianini) le sigue revelando hechos que nuestro agente no sabía.

Bond sigue siendo el anárquico agente secreto, que pasa por encima de reglas, jefes y órdenes. ¿Emociones? No hay tiempo para ello. "¿Así es como tratas a tus amigos?", le pregunta Olga Kurylenko, quien interpreta a la nueva "chica Bond", al ver como James abandona en un contenedor de basura el cadáver de cierto personaje asesinado. "Lo conozco, sé que no le importará", le responde.  Daniel Craig se nota ya bien instalado en el papel,  transmitiendo rebeldía hasta por los poros y dureza con esa cristalina mirada.

Bond consigue poner a prueba a M (Judy Dench), a ratos desesperándola, al no saber esta cómo controlarlo. “Al menos deja a uno vivo”, le dirá M a Bond, llamándole la atención debido a su pésima costumbre de matar a todo sospechoso que se le ponga enfrente. Además de la Kurylenko, encarnando a una agente secreta latina, hay otra muy atractiva "chica Bond", Gemma Arterton, quien interpreta a una funcionaria del MI6, con el evocador nombre de Strawberry Fields.  

Foster cumple en esta nueva entrega de Bond, con una o dos magníficas secuencias, llenas de suspenso y bien montadas. Una de ellas es la secuencia de la ópera de “Tosca”, con un buen diseño de producción y editada con un gran ritmo narrativo. El nuevo Bond podrá ser solemne, seco en ocasiones, no muy expresivo, emocionalmente reprimido, pero es un héroe de acción del siglo XXI. Es letal, espontáneo para responder a la acción, aguanta golpes e impactos rompe-huesos, y quizás sea el primer Bond con una apariencia atlética. En pocas palabras, completo y versátil.

3 comentarios:

Joel Meza dijo...

También en eso estamos de acuerdo, Alex: Olga Kurylenko es mejor aprovechada en Hitman (no ví Max Payne), aunque el papel que tiene en Quantum of Solace le permite lucirse mejor como actriz. En fin, tendremos que acostumbrarnos a este nuevo Bond que le hace el feo a la tercera parte de sus chicas Bond (a la agente Fields sí le hizo ojitos, no se diga a M, aunque el asunto sea completamente platónico).

Joel Meza dijo...

Alex, a propósito de la foto que publicas, en esa escena ¿cuál es tu impresión de lo que pasa por la cabeza de Bond y por la de Camille? Las dos veces que la he visto he concluido que al menos Camille piensa que Bond la va a matar para evitarle morir quemada y también me da la impresión de que Bond está a punto de hacerlo, hasta que se abre la pared y ve la tubería, que hace estallar de un balazo.

Àlex Frias dijo...

Puede ser Joel, al menos es evidente que la Kurylenko tuvo que sacrificar mucho de su atractivo por las exigencias de su personaje.

Es difícil saber lo que piensan, pero para la situación que viven en ese momento, no debe ser mucho y lo principal es cómo actuar con rapidez. Bond es un espía que desconfía hasta de su propia sombra, y no hay duda que también ha dudado de Camille, pero yo creo que en ningún momento de la película haya querido matarla. Como se ve incluso en la foto, su intención es protegerla, esto pasa después de que lo confiesa algo de su traumático pasado (muy predecible, por cierto). Camille, eso sí, está muerta de miedo, pero a estas alturas ya tiene un vínculo emocional fuerte con Bond.

Páginas vistas en total