miércoles, 17 de diciembre de 2008

CONSTANTINE * * 1/2

El primer largometraje del realizador de videoclips musicales Francis Lawrence, es la adaptación del cómic Hellblazer, un éxito de la casa editorial Vértigo. Constantine (2005) narra las aventuras de un exorcista del “nuevo milenio“, que no se limita a encerrarse en una habitación para arrojar agua bendita a los demonios. El personaje tiene elementos de un James Bond inmerso en el mundo del esotérismo (todos esos gadgets con los que carga para realizar su labor), y algo también de detective de film noir.

Aunque el John Constantine del cómic está algo lejos de parecerse al del filme (interpretado por Keanu Reeves), el acierto de la adaptación (escrita por Kevin Brodbin y Frank A. Cappello) es haber trasladado con exactitud sus conflictos: una suerte de niño a lo “Sexto Sentido“, que ve “gente muerta” e incluso lo creían poseído por Satanás, al tener poderes extra sensoriales.

En la introducción, vemos a un mexicano que, antes de cruzar ilegalmente la frontera con los E.U., encuentra una daga misteriosa envuelta en una bandera nazi, para ser poseído por Mamón (así se llama, en serio), nada menos que el hijo de Satán.

El ágil ritmo del filme queda impuesto desde ese exorcismo cómico y vertiginoso, por los malabares que tiene que hacer Constantine para sacarle un demonio a una chica oriental. De hecho, el objetivo de Constantine, con la capacidad de viajar al Infierno a su gusto, será mantener el “equilibrio” en la Tierra entre demonios y ángeles. Entre los primeros, destacan una especie de “híbridos” que se dedican a “romper la regla“. Constantine tiene que eliminarlos en cuanto los descubra. Por otro lado, Constantine se dedica a investigar el aparente suicidio de una chica, con la ayuda de Angela (Rachel Weisz), hermana gemela de aquella, en el que tuvieron que ver fuerzas infernales.

Lawrence, gracias a su experiencia dirigiendo videoclips para J.Lo, Destiny’s Child y hasta Enrique Iglesias, imprime a la película un atractivo visual, aunque también deja entrever lo mucho que descuida la narración. La trama es inconsistente, en la que caben demonios con la cabeza partida por la mitad, el arcángel Gabriel (Tilda Swinton), hechizos y conjuros comiquísimos (el del gato es el mejor). El Infierno es un escenario post-apocalíptico en llamas, con armas y otros artilugios, como ese revolver que arroja fuego o... “aliento de dragón“.

El filme es un entretenimiento crispetero. En ciertos instantes, goza de elementos inquietantes dentro del terror zombiesco estilo Romero, en especial, esa escena de la muerte de un poderoso híbrido. Claro, nunca llega a los extremos de aquel maestro del terror. En resumen, Constantine, como filme, es la presentación de un personaje interesante, con una particular debilidad: sufre de cáncer. Ya se están tardando para anunciar la secuela, y veremos si acaba siendo mejor.

++ Constantine está disponible en una gran variedad de ediciones en DVD, que incluye Blu-ray, UMD, HD-DVD, edición especial de 2 discos con estuche metálico, etc. Esta última, por ejemplo, incluye de extras 18 minutos de escenas suprimidas incluyendo un final alternativo y además:

* Evocando a Constantine
* Documental sobre la realización: Revelaciones del Director, entrenamiento con el mal, Reliquias sagradas.
* Documental “Imaginando el infierno”: Paisaje infernal, Visualizando a Vermin, Alas de guerrero, Rapto satánico.
* La cosmología de Constantine.
* Comentario en Audio del director sobre el poder de la pre-visualización.
* Contenido exclusivo en el DVD-Rom.

Otras características:

Comentario de Francis Lawrence, Akiva Goldsman, Frank Cappello y Kevin Brodbin, "Pasive": Vídeo musical de "A Perfect Circle", trailer teaser y Trailer cinematográfico.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total