miércoles, 31 de diciembre de 2008

THE BROTHERS GRIMM * * * *


Moverse en los terrenos imaginativos y fantásticos del universo de los Hermanos Grimm, una de las mancuernas literarias que legó los más famosos cuentos infantiles, no debió de ser difícil para el ex Monty Python Terry Gilliam. The Brothers Grimm (2005) toma como punto de partida la obra de los Grimm, para desarrollar una trama sumamente original y que rescata cuentos como “Hansel y Gretel”, “Caperucita Roja”, “Raspunsel”, etc., a través de imágenes de una belleza hipnótica, inspiradas en el arte simbolista del siglo XIX. Desfilan personajes memorables, como la bruja de Blanca Nieves o la vanidosa reina de este cuento, que no dejaba de mirarse en su espejo mágico.

Los Grimm del filme de Gilliam están lejos de ser los literatos clásicos. Junto a su guionista Ehren Krueger, lo que propone es una suerte de fraudulentos “cazafantasmas” e inspectores de lo sobrenatural. De una forma talentosa, estos Grimm se montan todo un “teatro”, ayudados por un par de asistentes, para engañar a los aldeanos de los pueblos que visitan, haciéndoles creer que las supersticiones y leyendas que más les asustan realmente existen.

Si bien toma tan infantiles referencias literarias, la película termina siendo una visión tan tétrica como oscura de los relatos originales de Jacob y Wilhelm Grimm, interpretados respectivamente por Heath Ledger y Matt Damon. Ambos ofrecen estupendas actuaciones, como un par de hermanos antagónicos que se enriquecen a costa de los miedos e ignorancia de los pueblerinos, convencidos de que son amenazados por brujas y ogros, en la Alemania de principios de siglo XIX, invadida por las tropas napoleónicas.

Rodada en su totalidad en la República Checa, Gilliam ha recreado a través de sets (con una maestría similar a la de Tim Burton en “Sleepy Hollow”) todo un bosque embrujado, con árboles voraces que se comen de un bocado al primero que pasa, cuervos, un leñador con un hacha encantada, y un lobo que vaga nostálgico bajo el mando de una reina-bruja (Monica Bellucci). La bellísima bruja habita en el centro de este paraje mágico, atrapada en lo alto de una torre sin entrada o salida alguna, un escenario perfectamente diseñado y montado que hace ver el bosque mágico de Harry Potter como una ñoñería.

El sello humorístico de Gilliam se encuentra presente, regodeándose un poco con la parodia. En ese sentido, The Brothers Grimm se aventura a ofrecer las posibles fuentes de inspiración para sus cuentos. El meticuloso, ingenuo e imaginativo Jacob, el más intelectual de los dos, apuntaba en un cuaderno las historias y mitos que iba recogiendo de los aldeanos, contrario a la malicia y racionalidad de Wilhelm.

Cómo sucedía en The Adventures of Baron Munchausen (1988), película muy superior del mismo Gilliam, estamos aquí, nuevamente, ante su particular manera de abordar relatos fantásticos, sin la mínima intención de hacerlo al pie de la letra. Y lo hace sin que los extraordinarios efectos digitales sean demasiado notorios, guardando una manufactura antigua de filme de los 1980.

++ The Brothers Grimm se encuentra disponible también en HD-DVD. Su edición tradicional tiene como extras ficha técnica, ficha artística, ficha de doblaje, filmografías y tráiler.

5 comentarios:

Deric dijo...

qué pastel de peli! me aburrí mucho!

Joel Meza dijo...

La única vez que la renté tronó mi tocadiscos... me tuve que comprar otro y desde entonces no la he vuelto a rentar. Debo hacerlo pronto.
¡Feliz año, Alex!

Àlex Frias dijo...

Hola Deric, no sé, en lo personal creo que la pelí tendrá varios defectos menos el ser aburrida. Tan sólo con apreciar a detalle el gran diseño de producción, ya tienes algo con qué entretenerte.

Por lo visto Joel, sigue en pie esa maldición que ha rondado en varios filmes de Terry Gilliam, jajaja. Y ahora se amplia a los DVDs jajaja. Para hacer memoria: su proyecto de Don Quijote se frustró completamente por varios problemas en la producción (el actor principal, Jean Rochefort, se lastimó al montar a caballo), y su actual proyecto, la del Dr. Parnassus, fue ensombrecida con la muerte de Heath Ledger. Esperemos que la logre salvar Johnny Depp.
Feliz Año igualmente!!

Joel Meza dijo...

Es cierto, Alex, ¡la maldición de Terry Gilliam! No lo había pensado, pero ahora recuerdo que el año pasado le presté Brasil a quien era mi jefe en el trabajo y unos días después ¡lo despidieron! Creo que mejor la rento y voy a verla en la casa de algún incauto...

Àlex Frias dijo...

Buena idea!! Yo estoy viendo Monty Python Flying Circus, y me lastime las rodillas corriendo, jajaja. Bueno, debe ser pura coincidencia.

Páginas vistas en total