jueves, 25 de septiembre de 2008

SPLENDOR * 1/2

El rostro de la actriz Kathleen Robertson, en imponente close-up, se va intercalando conforme relata sus aventuras amorosas en Splendor (1999), fallida película cuyos atractivos temas sobre las relaciones y la dura realidad juvenil para salir adelante, se van por la borda debido a un pésimo tratamiento de comedia.

Dirigida por el californiano Gregg Araki (Nowhere), el filme cuenta cómo la desorientada y experimental Verónica (Robertson) conoce a dos tipos en una fiesta: Abel (Johnathon Schaech), aspirante a novelista, y Zed (Matt Keslar), baterista de una banda de rock. Verónica trabaja en ventas telefónicas y aspira a convertirse en actriz. Con una mentalidad muy práctica pensará: “para qué decantarse por Abel o Zed, si puedo salir con ambos a la vez”.

En tanto, Mike (Kelly McDonald), una pseudo artista y la mejor amiga de Verónica, la alentará en su aventura de bigamia, y será su confidente cuando la relación haya llegado a un punto insostenible.

La película de Araki está muy lejos de parecerse a Threesome (1994), que intentó explorar, con mayor éxito, las complejidades de la bigamia en la juventud. Araki parece haberse inspirado en Threesome al escribir y realizar Splendor (hay que escuchar el tema musical de los créditos finales, que forma parte también del soundtrack de Threesome), que presenta una puesta en escena muy sencilla, un diseño de arte que se aproxima al de un montaje teatral y el trabajo fotográfico de Jim Fealy es aceptable.

El grave problema es el simplón tratamiento de comedia, que apenas y logra que uno esboce una sonrisa, al ver cómo resuelven Abel y Zed el hecho de que tienen que convivir bajo el mismo techo y compartir a la misma chica. Además, los personajes se notan mal construidos, empezando por Verónica. Sus conflictos del pasado y presente no terminan por convencer, debido a que toman el camino más obvio y sencillo. Es cierto que en Splendor tenemos una posición a favor de la bigamia, pero sus bases son tan pobres, que al ver ese matrimonio que nunca llega a celebrarse, el mismo Araki acaba por decirnos que la monogamia es la opción más segura, sobre todo emocionalmente.

++ Splendor tuvo estreno en salas de cine en España, pero no existe editada en DVD región 2 español. Disponible en región 1.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total