miércoles, 19 de marzo de 2008

DVD: MODIGLIANI * * * 1/2

El Cafe des Artistes, principios del siglo pasado. Música agradable, graciosa, todo es fiesta y alegría en este emblemático café parisino, hasta que entra el pintor italo-judío, Amadeo Modigliani (Andy García). Borracho e insoportablemente carismático, reta, confronta y humilla a su colega, Pablo Picasso, imponiendo desde el primer momento el tono humorístico y fársico de esta biopic.

La anterior escena parecería extraída de algún climático western de Leone o Ford, y representa los contados momentos logrados que terminan dándole sabor y encanto a una modesta biopic sobre el arte, los pintores y, por supuesto, la pintura, donde, por increíble que parecezca, la condición de estrella hollywoodense de Andy García no logra opacar al resto de sus compañeros de reparto, ni ensombrecer esta multiproducción independiente.

Tomándose varias licencias, el guionista británico Mick Davis (The Match, Frozen on Fear, The Invisible) en Modigliani (Rumania-Italia-Alemania-Reino Unido-Francia, 2004), su segundo largometraje, se permite momentos desternillantes, posibles tan sólo en las fantasías de algún historiador del arte. En una escena, son situados varios pintores famosos de aquella época, en un solo lugar: Modigliani, Picasso, Utrillo, Diego Rivera, todos y cada uno firmando su inscripción para concursar en el famoso, rígido y académico Salon de Arte parisino.

Si bien Davis logra que su filme se aleje del simple producto televisivo, a través de una magnífica fotografía y ambientación, también es cierto que hay momentos en que la película goza y a la vez sufre de un tono voudevilezco, teatral e, incluso, del moderno musical. En serio, a veces parece que los protagonistas se pondrán a bailar y cantar, encima de las mesas del Café des Artistes.

Un absorbente primer plano del rostro de la actriz Elsa Zilberstein, interpretando excelentemente a Jeanne Hebuterne, pareja sentimental de Modigliani, abre de manera enigmática la película. Zilberstein es quien termina robándose la película de principio a fin, sea luchando por sacar adelante su relación con Amadeo ante la inflexible desaprobación del padre de ella (cuestiones antisemitas); sea impulsando a un desmoralizado y pesimista Modigliani a concursar y salir adelante en su carrera, quien se dedicaba a enfrentarse con Picasso (Omid Djalili).

Davis se luce en su filme, por ejemplo, en esa pulcra y clásica manera de filmar el descubrimiento de Modigliani de uno de los monstruos de la pintura: Claude Monet (aquí parece ser descubierto como un dios), o en ese fantasmal Modigliani niño, que lleva al adulto a episodios de su pasado, como una suerte de buena conciencia de un pintor cayendo en las garras del alcoholismo, la atrofia artística y el distanciamiento de sus orígenes judíos.

Con todo y la buena actuación de García, Zilberstein y el resto del reparto, Modigliani se aleja de lo grande que pudo haber sido. Desafortunadamente se detiene demasiado en las excesivas confrontaciones entre Modigliani y Picasso, al punto de ser algo fastidiosas, sin profundizar más en lo que verdaderamente importa: el hermoso arte de Amadeo Modigliani, quien quizás pintó los desnudos femeninos más bellos de la pintura moderna.

++Pobres extras para un filme atractivo: fichas técnica, fichas artísticas, fichas de doblaje, tráiler, subtítulos en español y catalán, y filmografías. Disponible desde abril del 2007.

2 comentarios:

Daniel Naranjo dijo...

solo un comentario puntual.

A quien conocen no es a monet, es a renoir...

un saludo
daniel

Àlex Frias dijo...

Tienes razón Daniel, acabo de verla de nuevo y en efecto, es Renoir.
Gracias por la corrección!

Páginas vistas en total