miércoles, 31 de octubre de 2012

EL CRISTO DEL OCÉANO * * *

Básicamente, es Marcelino Pan y Vino en el mar. Si el escritor Anatole France tomó como inspiración  aquella novela de José María Sánchez Silva (adaptada al cine en 1955), para, a su vez, escribir la historia en la que está basada esta película, es un misterio.  Son muchas las coincidencias y puntos en común entre ambas historias. El Cristo del Océano (1971) es un entretenido melodrama, conmovedor y muy sentimental; con muchos toques humorísticos. Además, es un disfrutable retrato sobre los tradicionalismos de un tranquilo pueblo pesquero en la costa de Asturias. Tranquilo, al menos, cuando no hay alguna festividad religiosa (se ve que saben pasarla bien) o una tormenta. Nino Del Arco hace un gran trabajo interpretando al niño protagonista, Pedrito, gracias a esa mirada de tristeza que sabe proyectar en sus close ups, y también a su energía y simpatía. El niño no tiene a nadie en el mundo más que a un amigo, un pescador de nombre Juan Aguirre (el italiano Paolo Gozlino), quien es la figura paterna ausente que necesita. De su madre sólo sabe que un día lo dejó siendo un bebé, y sueña con un día volver a encontrarla. 

Sin embargo, una tormenta traerá dos cosas: una tragedia y el Cristo del título. Este último es arrastrado por la marea hacia la playa, para ser encontrado por Pedrín. El milagro ocurre cuando Jesucristo baje de la cruz y haga amistad con el niño. Todos sabemos de quién se trata, menos Pedro (muy simbólico el nombre, por cierto), quien creerá que se trata de un trotamundos de nombre Manuel (interpretado por el norteamericano Leonard Mann). Pedro será como el vocero de Manuel ante el pueblo y el sacerdote local, mientras se van produciendo milagros a diestra y siniestra. No se necesita ser muy religioso o creyente para disfrutar el filme. Si bien no tiene muchas virtudes cinematográficas, es la fe y fuerza vital del noble Pedro, esperanzado en que algún día volverá a ver a su amigo y a su madre, la base emocional y emotiva de la película. 

PEDRITO, PESCADO Y VINO. Nino del Arco y "El Cristo del Océano".


No hay comentarios:

Páginas vistas en total