jueves, 2 de junio de 2011

BUS STOP * * *


Esta es una de las películas “menores” de Marilyn Monroe. No contiene alguna canción memorable interpretada por ella, y la mayor parte del tiempo su actuación está –por decirlo de alguna forma- fuera de registro. Bueno, de todas formas esta es una comedia de “grandes” sobreactuaciones por parte de su par de protagónicos. Junto a Marilyn, quien aquí interpreta a Cherie, una cantante de salón de cuarta categoría, Don Murray sobreactuaba hasta la exasperación en su papel de Bo (extrañamente nominado al Oscar), un joven cowboy que jamás ha visto la civilización. Sin embargo, ambos se sienten dolorosamente disfrutables, exageradamente teatrales (el filme es una adaptación de la obra teatral de William Inge), desde que se encuentran en Phoenix, a donde Bo ha llegado para participar en un rodeo. Ahí, sólo una cosa tendrá Bo en mente: casarse con Cherie en contra de su total voluntad. Cherie y Bo tienen tanto en común pero, al mismo tiempo, tantas diferencias, que resulta difícil imaginar el forzado happy end que la historia acaba teniendo. Joshua Logan (Camelot) tiene varios logros en Bus Stop (1956), uno de ellos es el atractivo diseño de arte, el crear un verdadero estado de psicosis en esa obsesiva, enfermiza persecución de Bo contra la vulnerable Cherie, así como la gran actuación de Arthur O’Connell, la paternal voz de la razón del bestial Bo. O’Connell es quien debió haber estado nominado al Oscar.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total