miércoles, 11 de mayo de 2011

BRODRE * * * * *

Connie Nielsen y Ulrich Thomsen en "Brothers"
Miembro del movimiento Dogma (fundado por l’enfant terrible Lars Von Trier), la danesa Susanne Bier es una especialista en historias de parejas fragmentadas y sacudidas por tragedias, accidentes y toda clase de sucesos traumáticos. Ahí están, como ejemplos “Open Hearts” (2002) y “Things We Lost in the Fire” (2007), su primer película en Estados Unidos. Brothers  (de la cual Jim Sheridan hizo un remake en 2009), es otra de esas historias en las que Susanne Bier explora la fina línea que sostiene las relaciones familiares y sentimentales, poniendo una dura prueba a un matrimonio,  aparentemente estable, interpretado por Ulrich Thomsen y Connie Nielsen.

Michael, militar de carrera, es enviado a Afganistán en una misión especial. Ahí, su avión se estrella y la noticia de su muerte llega pronto a su esposa, quien cae en un duelo junto a sus dos niñas, sus suegros y cuñado, Jannik (Nikolaj Lie Kaas). En realidad, Michael ha sobrevivido y es hecho prisionero por los talibanes, quienes lo obligarán a realizar una cosa atroz que lo dejará marcado emocionalmente. Mientras, Jannik y su cuñada encontrarán consuelo mutuo de una forma más que amistosa.

Nadie querría estar en el lugar de Michael. Cuando llegue el momento de tomar cierta decisión, la escena nos pone justo en el sitio en donde Michael llevará a cabo, con suma desesperación, horror y crudeza, el acto que le permitirá seguir vivo. Lo compadecemos, no tanto porque su hermano está a punto de sobrepasar ciertos límites en casa, sino porque llegará a Dinamarca convertido en una bomba de tiempo esperando estallar. Siguiendo (casi) a la medida los preceptos Dogma, Susanne Bier logra un melodrama familiar intenso, bien actuado y emocionalmente contenido hasta el último minuto.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total