martes, 22 de marzo de 2011

PAPRIKA * * * * *

"Paprika", la última obra maestra del fallecido Satoshi Kon.

La última película de uno de los grandes maestros de la animación japonesa, Satoshi Kon, quien falleciera de cáncer el año pasado a los 47 años, es la obra suma de un genio. Paprika (2006) es una película laberíntica, surreal y complicada, con una trama que se mueve entre el mundo real y el mundo de los sueños. Algo parecido a “Inception”, pero en versión animada.

Es habitual en las películas de Satoshi Kon, que el personaje principal siempre sea femenino. Paprika no es la diferencia. La película es la adaptación de la novela de Yasutaka Tsuitsui, en la que el autor concibe una historia de ciencia ficción en donde los científicos de un centro psiquiátrico han inventado un dispositivo, el D.C. MINI, capaz de grabar los sueños y poder verlos. Como suele suceder, el relato plantea lo que pasaría si una tecnología tan innovadora y revolucionaria cayera en las manos equivocadas. Esto pasa cuando uno de los desarrolladores del aparato lo roba, y se encuentra urgando y espiando en los sueños de los demás.

Una guapa doctora, Chiba Atsuko (voz de Megumi Hashibara), es quien se encuentra investigando el caso, acompañada de un detective (voz de Akio Ohtsuka). Son varios los problemas que tienen que resolver nuestros personajes. Primero, rastrear y recuperar el aparato robado por el científico, un tipo desequilibrado que siempre se aparece en un sueño recurrente, el cual se convertirá en el leitmotif visual y musical: un descomunal desfile de juguetes vivientes. Segundo, nuestro detective debe resolver un asesinato, del cual fue testigo, aunque la memoria de dicho evento no está muy clara en su mente.

El mejor instrumento para resolver el caso será el D.C. MINI, del cual existe otro prototipo, que usará el detective para ver en un torturante sueño lo que ocurrió ese día. El problema, es que las constantes fantasias del detective, viéndose a sí mismo como protagonista de varias películas, interfieren con su investigación.

La guía en toda esta aventura sera la Paprika del título, una obicua y extraña chica, que a ratos parece real y en otros imaginaria, capaz de actuar en el mundo real y el de los sueños. Es la representación del subconsciente de uno de los personajes (como lo son, al final, los sueños de cada personaje). Como en Perfect Blue (1998) y en Tokio Godfathers (2003), ambas de Kon, Paprika es un thriller que sirve de excusa para desplegar la fantástica imaginación y arte del fallecido animador. Su diseño es fenomenal, caprichoso, donde cada detalle cuenta y lleva nuestros ojos a deternos en cada rincón de sus escenarios.

La escena del climax final, es un homenaje a las monster movies japonesas, pero en sí tiene un trasfondo más alegórico, simbólico y psicológico. Paprika es un filme de animación atípico, dirigido a audiencias más adultas, donde la acción no es lo importante, sino algo más distópico: la invasión de la privacidad a través de lo sueños. El D.C. MINI, supuestamente, debería servir como instrumento terapéutico. Al terminar de ver esta obra maestra de la animación tradicional en 2D, del anime concretamente, uno no puede evitar sentir pena por el prematuro fallecimiento de Kon. El realizador ha dejado una obra póstuma: The Dreaming Machine, que ha concluído Yoshimi Itazu, de hecho uno de los animadores de Paprika.

++"Paprika" fue proyectada en el Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya 2006, en donde fue presentada por Satoshi Kon. Nunca tuvo estreno en salas comerciales de España. El DVD contiene comentarios del cineasta Sathosi Kon y trailers cinematográficos. El Blu-ray (y el DVD región 1) además contiene documentales "Páprika de Tsutsui y Kon", conversación sobre el "Sueño", entrevistas: "El arte de la fantasía", "El sueño del mundo CG", comparación de los Storyboards" y animatic.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total