lunes, 20 de diciembre de 2010

CRIME SPREE * * *

Johnny Hallyday y Gérard Depardieu en la muy tarantinesca "Crime Spree".

No será el gran filme de gángsters, ni nada como hecho por Scorsese o Tarantino, pero Crime Spree  (conocida en Francia como "Wanted", 2003), es un simple churro palomero que, sorprendentemente, acabó entreteniéndome. La película está llena de clichés, lugares comunes y su más que evidente intento de copiar a Tarantino, con seguridad el mayor punto débil de la película, aunque a estas alturas ya no es para escandalizarnos.

Primer largometraje del guionista Brad Mirman, cuya especialidad ha sido el thriller en su corta y no muy destacable filmografía (Body of Evidence, The Piano Player, The Good Shepherd), en Crime Spree tenemos al más icónico de los actores tarantineanos, Harvey Keitel. El actor interpreta, sin mayor complicación, el papel de un capo de la mafia, el mayor atractivo del filme en medio de un reparto que logra sacar adelante sus papeles. Gérard Depardieu cumple sin mayores complicaciones en su personaje de jefe de una pandilla de ladrones ineptos.

Esta comedia gangsteril, sin más remedio, logró engancharme con su derivativa trama. Si uno va con el humor adecuado y sin muchas exigencias, encontrará divertidas varias de las situaciones y diálogos. Tenemos la clásica verborrea estilo Tarantino en la que se enfrascan los gángsters, junto al uso de canciones clásicas en momentos claves.

Luego de un fallido robo, Daniel (Depardieu) y una banda dispareja de ladrones. La pandilla está  formada por un tipo que gusta referirse a sí mismo en tercera persona; un algeriano que no habla jota de francés, otro más que primero golpea y luego pregunta, un tipo con complejo de Edipo que se siente psicólogo, y otro que tiene la ocurrencia de pedir vino en un restaurante americano de cuarta categoria. Todos ellos viajarán desde París a Chicago, por encargo de un líder mafioso quien les ha pedido que roben un collar.

Sin embargo, todo sale mal cuando, por equivocación, llegan a robar a la casa de Frankie Zammeti (Keitel), iniciándose así una mala racha para los fallidos ladrones, ahora en guerra con la mafia italiana de Chicago. Pero eso no es todo. Los inútiles empiezan a ser perseguidos hasta por el FBI, involucrándose además en el mercado negro del arte, por el robo de un cuadro de Van Gogh.

Mirman dirige la película con la mayor funcionalidad posible, y sin mucho estilo que digamos. La película pertenece siempre a Keitel, y el reparto se ve beneficiado por un grupo de buenos actores secundarios. Si en algo destaca Mirman, es en su guión, al que supo imprimirle un toque cómico sin muchas pretensiones.

++"Crime Spree" fue estrenada en el "Festival Internacional de Cinema Negre de Manresa", y también tuvo estreno comercial. Actualmente, se encuentra descatalogada en DVD.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total