sábado, 29 de mayo de 2010

FANTASTIC MR. FOX * * * * *

Wes Anderson ha logrado transferir los temas más comunes de su filmografía en su adaptación del clásico libro "Fantastic Mr. Fox", de Roald Dahl.

¿Es posible hacer una heist movie animada, en un rudimentario stop motion, y que sea disfrutable por niños y adultos? Basta ver Fantastic Mr. Fox (2009), la primera adaptación de uno de los libros clásicos del escritor británico Roald Dahl. No he leído el libro, por lo que me es difícil saber que tan fiel ha sido Wes Anderson en su realización de esta artística y extravagante joyita de la animación stop motion. En especial, me gustaría mucho saber si el libro original es tan denso en los dilemas existenciales de su protagonista, Mr. Fox (voz de George Clooney), como en la adaptación de Wes Anderson.

Por ahora, puedo afirmar que Wes Anderson ha sabido integrar los temas comunes en su filmografía, como las familias disfuncionales, las complejas relaciones familiares, los conflictos generacionales y la confusion juvenil. La película, de entrada, luce como un peludo entretenimiento infantil, lleno de una típica fauna campirana, como zorros, zarigüeyas, topos, zorrillos, ratones, conejos y otros más que no he podido identificar.

La historia está ambientada en la campiña británica, pero lo curioso es que para los animales se ha elegido un reparto vocal norteamericano, con George Clooney y Meryl Streep, como la madre de la familia Fox. El resto es fácilmente identificable si se ha visto un poco de la filmografía de Anderson, con Jason Schwartzman dando voz a Ash, el primogénito de la familia; Bill Murray como un zorrillo abogado, y Owen Wilson en una pequeña participación dando voz al entrenador de un deporte tan surreal como divertido, el wack bat, claramente inspirado en el cricket. Mientras, los personajes humanos son interpretados por actores británicos, empezando por Michael Gambon, como Franklin Bean, un tiránico empresario fabricante de sidra.

Mr. Fox es un zorro que ha vivido de robar gallinas, gansos y toda clase de aves de corral junto a su esposa, Mrs. Fox. Nuestro zorro decide enderezar su camino cuando nace Ash, y se convierte en columnista del periódico local. Sin embargo, el vivir en una madriguera y ser pobres es algo que no lo tiene muy conforme. “Somos zorros, se supone que debemos vivir en madrigueras”, le recuerda su esposa, tratando de ubicarlo.

Nada de esto servirá, ya que Mr. Fox tiene otros planes. Además de mudarse y endeudarse al irse a vivir a un enorme árbol, Mr. Fox decidirá volver a su viejo oficio de ladrón, planeando un robo espectacular a los tres magnates del campo. En tanto, el adolescente Ash se siente confundido, diferente y relegado cuando llega de visita su talentoso primo, Kristofferson (voz de Eric Chase Anderson), por quien Mr. Fox empezará a sentir gran admiración.

Decía que Fantastic Mr. Fox es una heist movie. Mucho ayuda haber elegido a George Clooney para darle voz a Mr. Fox, cosa que nos hace sentir como si estuviéramos viendo a Danny Ocean (interpretado por Clooney en la franquicia Ocean’s 11) en su versión peluda, con cola y orejas puntiagudas. Habrá también un gran equipo, formado por una gran variedad de animales, que ayudará a Mr. Fox a dar el gran golpe a la fábrica de Franklyn Bean.

En ningún momento el toque “Anderson “ deja de sentirse, empezando por esos largos travellings con los que gusta explorar enormes espacios, una ecléctica banda sonora caracterizada por música de los 1960 (hay una versión de Ol’ Man River de The Beach Boys que es una rareza para mí), intertítulos que nos dan cuenta del transcurrir del tiempo (“tiempo zorro” para ser exactos), y un número musical interpretado por una banda “animada” de músicos folk.

La paleta de colores otoñales no da cabida a colores verdes y azules. El relato es conmovedor y gracioso, aunque tal vez Fantastic Mr. Fox sea una de esas contadas películas animadas que parezcan para niños, pero que en realidad están más dirigidas a un público adolescente y adulto. Para los niños será difícil resistirse –como lo ha sido para mí- ver personajes tan encantadores, manufacturados no con plastilina, sino con peluche.

++ Lo mejor: Su gran capacidad para combinar el melodrama familiar con una heist movie, en una película animada tan artística como entretenida.
++ Lo peor: Nada. Bueno, tal vez que el wack bat ha sido demasiado complicado para mí.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total