lunes, 29 de marzo de 2010

THE HOLIDAY * *

Kate Winslet y Jack Black en "The Holiday", irregular e inverosímil comedia romántica de Nancy Meyers.





No sé si realmente existan sitios en internet para intercambios de casas entre extraños. Lo que si sé, es que The Holiday (2006) es una irregular comedia romántica de lo más inverosímil. Kate Winslet debió haber tomado este trabajo como un descanso, luego de su gran actuación en Little Children, por la que estuvo nominada al Oscar como “Mejor Actriz” en 2006.

El caso es que la película, dirigida por Nancy Meyers, especialista en chick flicks (es decir, películas hechas para el público femenino como Something’s Gotta Give), tiene una premisa inverosímil: dos chicas treintañeras, la californiana Amanda (Cameron Diaz), editora de trailers cinematográficos (trabajo que, aparentemente, le deja lo suficiente como para tener una lujosa residencia en Beverly Hills) y con un novio infiel; y la británica Iris (Kate Winslet), redactora en un periódico y aún enamorada de un tipo también infiel, deciden intercambiar sus respectivas casas durante las vacaciones navideñas, luego de chatear algunos minutos.. Así cambiarán de aires y olvidarán sus desdichadas vidas.

La narración avanza entre las dos historias paralelas. Amanda tiene una aburrida estancia en el pueblito de Iris en la campiña británica, donde conocerá a Graham (Jude Law), hermano de Iris. La más afortunada es Iris en California, quien disfruta de una enorme residencia, agradable clima y tecnología de punta a su disposición. Aunque Meyers sabe cómo darles cierto carisma a sus personajes y hacer más o menos entretenido el filme en sus poco más de dos horas de duración, el problema es que no hay mucho que contar en ambas historias. Además, ambas tramas son terriblemente predecibles desde el inicio.

Sin embargo, el problema más grande es el guión (escrito por Meyers), que padece un desequilibro total entre las dos historias. Al final nos importa un bledo la historia de la insensible Amanda (la chica no puede llorar por nada del mundo), y su desangelada relación con Graham. La historia de Iris es la mejor y más interesante. Desde el principio sabrá adaptarse al cálido ambiente de California, entablando amistad con un anciano guionista retirado (espléndido Eli Wallach), ayudándole a que salga de su encierro y vuelva a vivir, y con un compositor de música para películas (Jack Black).

¿Hubiera quedado la película mucho mejor nada más con la trama de Iris? Sin duda. La historia de Iris hubiera podido explotarse más. Incluso, ambas tramas tienen problemas para seguirse al haber quedado entrelazadas. Por ejemplo, en un momento estamos viendo a Amanda en el aeropuerto de regreso a California, y dos segundos después está de nuevo paseándose en la casa de Iris en Inglaterra. Y todavía hay más problemas para seguir creyendo en lo que vemos. ¿De dónde saca Amanda un auto tan lujoso para que la lleve y traiga en un tranquilo pueblito?

Por encima de sus penosos errores, al final The Holiday tiene un algo sentimental y meloso irresistible, que hizo que acabara sosteniéndose muy a mi pesar.

++Resulta difícil creerlo, pero existe una edición para coleccionistas con estuche metálico. Lo gracioso, es que no tiene algún extra digno de mención.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total